UMAG trabaja para instalar capacidades de investigación en empleo y mercado informal

Portada UMAG, noticias

-El proyecto se llama “LATWORK” y participan 9 planteles sudamericanos y 3 europeos.

-Como institución socia de esta red internacional abocada al tema desde 2019, la casa de estudios ya ha avanzado en el levantamiento de información y, hoy, se encuentra llevando a cabo un curso de inglés para favorecer la comunicación en este idioma de los académicos/as, directivos/as y profesionales interesados/as en adquirir estas competencias.

El curso de inglés se realiza todos los días lunes, miércoles y viernes hasta el próximo 20 de enero en dependencias de la Unidad de Apoyo al Alumno (UPAA). En la fotografía, dan la bienvenida al curso, uno de los coordinadores del proyecto LATWORK UMAG, Nicolás Gálvez y la docente Nicole Ruiz.

La Universidad de Magallanes (UMAG), es una de las tres universidades chilenas y nueve latinoamericanas en formar parte del proyecto LATWORK, una iniciativa internacional cofinanciada por la Comisión Europea a través del Programa Erasmus + y coordinada por la Universidad de Viña del Mar, que busca desarrollar e instalar capacidades de investigación en empleo y mercado informal en las instituciones de educación superior de América Latina, teniendo en cuenta que más de 130 millones de personas en los países latinoamericanos están involucradas en el mercado laboral informal, según cifras de la OIT.

A un año del trabajo a nivel regional, el equipo LATWORK UMAG, conformado por los académicos y profesionales José Maripani, Wilson Verdugo y Nicolás Gálvez, ya se encuentran entregando las herramientas necesarias para cumplir con este propósito, a los/as docentes e investigadores/as de la casa de estudios que mostraron interés en aprender más acerca de la materia y, al mismo tiempo, en ir adquiriendo las competencias que se requieren para avanzar en el proyecto.

Es por ello que, a principios de enero, dieron el vamos a un programa lectivo consistente en un curso de 16 horas de capacitación en inglés que busca desarrollar en sus participantes las habilidades de escuchar, hablar, leer y escribir en dicho idioma para fortalecer la comunicación y facilitar así el proceso de trabajo investigativo. En total son 4 módulos de aprendizaje, divididos en 8 sesiones a cargo de la profesora Nicole Ruiz, y donde participan alrededor de 13 académicos/as y profesionales de la UMAG.

Según informó el trabajador social, Nicolás Gálvez, “estamos en un etapa justamente de instalación de capacidades entonces este curso de inglés, que es un curso pequeño, de 16 horas de capacitación que es dictado por una profesora egresada de nuestra universidad y que trabaja aquí,  tiene como objetivo apoyar o entregar herramientas en el idioma inglés para la investigación y esto es parte del proceso de la instalación de capacidades”.

Proyecciones al 2022

Una los diagnósticos que motivó a crear LATWORK fue la necesidad de mejorar las capacidades de análisis de los centros de investigación que, tal como lo señalan en su página web, “carecen de los recursos adecuados para producir resultados y garantizar su impacto en el contexto interno (contenidos de formación, interés científico y académico y compromiso) y en el contexto externo (gobiernos, análisis estadísticos)”.

Haciendo eco de esta demanda, es que, al 2022 (fecha que expira la duración del proyecto) la UMAG se trazó la meta de contar con un Observatorio Laboral en mercado y empleo informal donde pueda funcionar la masa crítica generada a partir de esta iniciativa, y desde donde se pueda potenciar la investigación en red que esperan estrechar con las demás universidades, incluyendo los planteles europeos, que son la Universidad de Coimbra (Portugal), Universidad de Aberdeen (Reino Unido) y Universidad de Alicante (España).

“Esto es una red internacional donde la Universidad de Magallanes hoy día está presente  y la idea es que de aquí, al año 2022, podamos tener instaladas estas capacidades de investigación en empleo y mercado informal que hoy día son espacios que no están visibilizados en la región. En definitiva, son ámbitos desconocidos, por tanto nos estamos metiendo como punta de lanza como institución para poder entrar en estos mercados”, subrayó Gálvez.

Para ello, ya cuentan con un espacio físico en dependencias universitarias externas a la casa central y prontamente, podrían concretar la firma de importantes convenios con la CUT y otros centros de estudios que tengan llegada a entes internacionales como la OIT o la CEPAL, “que son organismos -explicó el profesional- que están constantemente produciendo información, y que es distinta a la que genera el Estado”. En abril de este año, además, organizarán un seminario en conjunto con la Universidad de Viña del Mar y la Universidad San Sebastián, las instituciones chilenas del proyecto.

“La idea es que esto quede instalado en la Universidad como un espacio para la investigación en materias laborales”, concluyó.