CERE-UMAG, Corfo y la Universidad del Bío-Bío presentaron nuevos estándares para la construcción en Magallanes

Boletín Normal, noticias

Profesionales a cargo del proyecto entregaron detalles de la propuesta que busca generar una nueva normativa con elementos de eficiencia energética y sustentabilidad.

La profesional del Centro de Estudio de Recursos Energéticos (CERE), María Luisa Ojeda, presentó los resultados del proyecto "Generación de estándares de construcción para la región de Magallanes a través de eficiencia energética y uso de energías renovables.

.

Luego de un trabajo de 30 meses aproximadamente, profesionales del Centro de Estudio de los Recursos Energéticos (CERE), de la Universidad de Magallanes dieron a conocer los resultados del proyecto “Generación de estándares de construcción para la Región de Magallanes y Antártica Chilena, a través de eficiencia energética y uso de energías renovables”, iniciativa conjunta entre la entidad universitaria, la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) y el Centro de Investigación en Tecnologías de la Construcción (CITEC) de la Universidad del Bío-Bío, que busca ofrecer herramientas técnicas para generar una nueva normativa en la fabricación de viviendas en la región austral con una perspectiva particularmente local.

Los detalles del proyecto fueron presentados este jueves en un seminario dirigido a los diferentes actores del sector público y de la construcción de Magallanes, y que contó con la participación de miembros de la comunidad universitaria regional, directivos regionales y nacionales.

El objetivo principal fue el desarrollo de estándares, herramientas y guías de diseño y construcción para regular la incorporación de criterios de eficiencia energética y energías renovables en viviendas de Magallanes que favorezcan y posibiliten el desarrollo competitivo del mercado de la construcción sustentable en la región.

Resultados

La actividad se realizó en el auditorio de los servicios públicos de Punta Arenas.

Según indicó la ingeniera de proyectos del CERE, María Luisa Ojeda, entre los bienes públicos generados se encuentran “un portafolio con toda la sistematización de la información y las especificaciones técnicas que nos permiten dar la línea de base constructiva residencial de Magallanes que son un aporte para los profesionales de la región”, explicó la profesional.

“Tenemos una serie de guías, entre ellas un manual de diseño pasivo de viviendas sociales con criterio de eficiencia energética, otra que tienen que ver con la aplicación en el sector de la costrucción con fichas donde encuentran soluciones constructivas eficientes y como incorporarlas en las viviendas residenciales y tres guías que tienen que ver con el uso de energías renovables posibles de aplicar en el sector residencial”, detalló Ojeda.

Como parte de los resultados del proyecto, y tras comparar la actual normativa térmica se logró proponer una nueva alternativa de estándares “que permitirían mejorar el desempeño energético de las viviendas y eso creo que va a trer como consecuencia una gran discusión a nivel regional y nacional de lo que significa generar una normativa que a veces requieren una serie de soluciones que muchas veces no están las empresas dispuestas a poder implementar pero que nosotros queremos promocionar y promover de manera que en el futuro pasen a ser normativa”, comentó la ingeniera de la UMAG.

Valoración nacional
En este mismo sentido, la secretaria ejecutiva de Construcción Sustentable de la División Técnica del Ministerio de Vivienda Paola Valencia, señaló que “respecto a construcción sustentable este proyecto es de alta relevancia. Nosotros dentro del ministerio hemos establecido para las regiones trabajar a partir de los estándares de construcción sustentable que desarrollamos a nivel nacional, trabajar con cada una de las regiones en el afinamiento y desarrollo de los estándares particulares de cada región, ese es un proyecto que se encargó este año, sin embargo, este proyecto ya tiene dos años de trabajo y ya tienen trabajo avanzado al respecto”, dijo Valencia.

La secretaria ejecutiva del Minvu valoró los resultados del trabajo realizado, al afirmar que “efectivamente han hecho trabajo técnico de alto nivel, simulaciones, encuestas, levantamiento de información que les va a generar una línea base importante para poder, con argumentos técnicos, definir qué estándares se requieren, en ese sentido va a ser un muy buen aporte para las mesas de discusión intersectoriales y para futuras toma de decisiones”.

En tanto, Ariel Bobadilla Moreno, director del CITEC de la Universidad del Bio Bio, destacó los elementos que a su juicio hacen importante los resultados obtenidos al término del proyecto. “Este proyecto trata sobre investigación, desarrollo e innovación de una materia muy importante como es desarrollar estándares; esto es conocimiento, pero no cualquier conocimiento, sino conocimiento aplicable productivamente”, aseguró Bobadilla.

Para el académico de la UBB, el caracter distintivo local de la investigación en la generación de nuesvos estándares “es importante que sean definidos en la región que es algo que está haciendo muy bien el CERE de la UMAG, ellos están levantando conocimiento respecto de cuál es el nivel que nosotros debemos entender como aceptable de protección térmica de las edificiaciones de Magallanes, y ese es el avance y el gran logro a seguir por el resto de las regiones porque finalmente el estandar define y condiciona otros trabajos de investigación y desarrollo conducentes a alcanzar de la forma más competitiva, técnica y económicamente la exigencia que establece como aceptable en un lugar determinado”, concluyó el ingeniero civil mecánico.

El director de CERE-UMAG, Dr. Humberto Vidal, también expuso en este seminario conjunto.

Movimiento estudiantil feminista aceptó mesa de negociación

Boletín Normal, noticias

A tres semanas y media de iniciada la toma del campus central y del Instituto de la Patagonia de la Universidad de Magallanes, el movimiento estudiantil feminista aceptó la última propuesta del Consejo Académico planteada el pasado 27 de junio, consistente en formar una mesa de negociación con cuatro de sus integrantes mujeres, que también participan de la Comisión Triestamental para la Elaboración de Políticas de Género.

Según la respuesta de las jóvenes movilizadas, la idea fue socializada el día 30 de junio, en una instancia estudiantil donde se decidió aceptar a las participantes propuestas por la autoridad, por lo que las conversaciones deberían comenzar en el transcurso de esta semana. El rector Juan Oyarzo informó que, junto con agradecer la disposición del movimiento al diálogo, espera que se avance con la mayor agilidad posible en este proceso, tanto para el pronto retorno a clases como para el cambio cultural de fondo que se demanda.

Las Universidades Estatales ante las movilizaciones estudiantiles

Boletín Normal, noticias

Las Universidades del Estado de Chile, como garantes de la educación superior pública y bien común de todas y todos quienes formamos parte de esta nación, vemos con profunda preocupación la situación de paralización que ha afectado a los planteles universitarios a lo largo del país. Estamos de acuerdo con el fondo de las demandas planteadas, sin embargo, no podemos compartir las formas que han tomado las últimas movilizaciones del movimiento feminista estudiantil.

Entendemos que las sociedades democráticas cambian constantemente, generando procesos transformadores y emergentes que impactan en el desarrollo del pensamiento colectivo, como lo vemos ahora con las demandas del movimiento feminista en el contexto universitario chileno.

Las universidades públicas son el espacio idóneo para la comprensión y el diálogo en estos procesos de cambio tan significativos. Es nuestra tarea entonces potenciar todas las capacidades de estudiantes, académicas y académicos, y de la comunidad universitaria en general, con creatividad, libertad y tolerancia.

A partir del 5 de junio, las Universidades Estatales cuentan con una nueva ley que les exige altos estándares de calidad, equidad y por sobre todo, pertinencia y vinculación con la realidad que vive el país en diversos ámbitos, como el cultural, laboral, productivo y social. Esta nueva ley establece que todas y cada una de las universidades estatales deben garantizar la equidad de género, así como el debido proceso ante demandas de acoso laboral o sexual, de manera expedita y transparente. Por lo tanto, es fundamental que la comunidad universitaria completa se aboque a este gran desafío con mirada de futuro y de oportunidad histórica.

De este modo, es posible definir un plan que nos permita avanzar en la igualdad de género y en otras estrategias participativas que posibiliten resolver los conflictos y diferencias que se suscitan en la vida universitaria. Resulta especialmente contradictorio que en una universidad estatal que cuenta con cuerpos colegiados y una tradición de respeto y receptividad para nuevas propuestas, se priorice recurrir a tomas y paros como única forma de expresión de estas demandas, que por más legítimas y compartidas que sean, representan sin duda un daño irreparable a la educación superior pública.

Por ello, reiteramos nuestro llamado a las comunidades universitarias del sistema estatal a normalizar el desarrollo de las actividades académicas en todos sus niveles. Estamos abiertos a generar mesas de conversación y llegar a acuerdos que permitan canalizar toda esta energía en cambios sustantivos que permitan continuar la construcción de las universidades públicas que les pertenecen a todas y todos los chilenos.

Valparaíso, 28 de Junio de 2018.

Debaten en Magallanes los desafíos frente a una población que envejece

Boletín Normal, noticias

Profesionales y expertos nacionales y regionales expusieron sobre la importancia de dar respuestas desde las políticas públicas y la salud a una realidad que afecta a la sociedad chilena, en seminario organizado por UMAG, CARE Chile y Senama.

El seminario se efectuó en el auditorio del Centro de Rehabilitación Cruz del Sur.

De acuerdo a la última encuesta Casen, casi 30 mil adultos mayores viven en la Región de Magallanes, equivalente al 19,4 por ciento de la población general, uno de los índices más altos a nivel país, a partir de estas cifras y de una realidad nacional que lleva a diseñar nuevas respuestas públicas para atender a una comunidad que envejece rápidamente, diversos actores del mundo científico, académico y del ámbito de la salud se dieron cita precisamente para debatir en torno a la temática.

El encuentro fue convocado por la Universidad de Magallanes, el Centro de Envejecimiento y Regeneración de la Pontificia Universidad Católica de Chile (CARE Chile), el Centro Diurno para Personas Mayores de la casa de estudios regional y el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), a través de un seminario desarrollado en el Centro de Rehabilitación Cruz del Sur.

“Nuestro crecimiento demográfico en términos de adulto mayor obviamente es significativo a nivel país por lo tanto nos exige a nosotros como institución de educación superior avanzar en el conocimiento y por supuesto participar en las políticas públicas que van a permitir un mejor bienestar para nuestra población que envejece”, señaló la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UMAG Mariela Alarcón.

Para la académica es necesario “poder potenciar todo aquello que está asociado a que quienes cuidan a personas mayores puedan tener mejores herramientas con un conocimiento científico y además sistemático respecto del significado que tiene para el cuidado de los adultos mayores. Reconocemos esa necesidad de especificidad que nuestras ciudades puedan ser mucho más amigables para que puedan facilitar por una parte a que quienes cuidan a las personas mayores logren mejores desplazamientos y por otro lado también para tratar que nuestros adultos mayores tengan una mejor calidad de vida”, comentó Alarcón.

En este sentido, la decada se refirió al rol de la universidad en el abordaje de la temática en la región. “Nosotros como universidad sentimos que la repsonsabilidad social nos exige el preocuparnos y plantear desde nuestros planes de desarrollo y lineamientos institucionales una línea fuerte y potente hacia hacia lo que es la profesionalización para el cuidado de los adultos mayores”.

Nuevo escenario, nuevas respuestas

Por su parte, el médico especialista en demencia y profesor de la Universidad de Chile Patricio Fuentes, advirtió sobre las consecuencias del avance progresivo de la población adulta en el país y las necesidades que surgen a partir de este nuevo escenario.

“Chile envejece rápidamente y el precio de ese envejecimiento incluye desgraciadamente ciertas enfermedades. Yo me dedico a las demencias y tengo que enfatizar la relevancia que tiene un problema que ha sido declarado un problema mayor de salud pública. Magallanes es una zona que también tiene un envejecimiento particular, estimando que tienen alrededor de 160 mil habitantes, yo creo que aproximadamente tiene que haber alrededor de 2 mil personas con demencia y esas personas tienen además sus familias de modo que el grupo se incrementa en términos numéricos y esas personas tienen grandes necesidades”, indicó Fuentes.

Para el asesor científico de la Corporación Alzheimer Chile y miembro de la Comisión Ministerial del Plan de Demencia Chileno “no hay cuestión más compleja en la vida que envejecer además con demencia y la responsabilidad de una región, de una universidad y de los equipos de salud es responder a esa expectativa que tienen las familias que están enfrentadas a un problema tan devastador y con tanta carga como es la demencia”.

Sistema organizado

Para Fuentes, la manera en que desde el Estado y las instituciones ofrecen respuestas oportunas, tiene relación con la forma en que puedan articularse los diferentes actores involucrados y la conciencia que tengan de esta realidad.

“Hay que hacerlo organizadamente, con un cierto criterio de realidad. Chile es un país que tiene mucha áreas deficitarias, no alcanzan todos los recursos para una demanda gigantesca que tiene una población compleja como Chile, pero si nos centramos exclusivamente en el aspecto de la salud, la demencia ha sido declarada por la Organización Mundial de la Salud como una prioridad, de tal modo que, con los recursos disponibles, con el personal con mayor entrenamiento y con la voluntad de las familias y de todas las organizaciones que de alguna forma están al lado del problema, tiene que estructurarse un sistema que le otorgue a las personas con demencia mayor dignidad, mayor oportunidad y mayor calidad de vida al final de cuentas, y esa responsabilidad se empieza a construir cuando uno crea conciencia pública y cuando se empieza a capacitar a los diferentes agentes de salud de acuerdo a los lugares donde se encuentran”, afirmó el médico neurólogo.

Conocer para intervenir

El importante número de asistentes al seminario, refleja en parte el interés que despierta la temática.

“La propuesta tiene que ver con la contingencia, es decir, nosotros tenemos una población mayor que en el último Censo de 2007, se destaca el crecimiento de mayores de 80 años, eso es muy significativo porque nosotros como Universidad de Magallanes tenemos la responsabilidad social que implica repensar lo que vamos a ofrecer para nuestra población que, no necesariamente va a estar con problemas de dependencia pero si, con una alta probabilidad al ser mayor de 80 años”, explicó María Luisa Fernández, docente y directora del Centro Gerontológico de la UMG.

Para la académica y coordinadora local del encuentro, es necesario conocer a fondo las políticas públicas relacionadas al cuidado de los adultos mayores, “para poder realmente intervenir, porque sino estamos encerrados en nuestras aulas y no estamos provocando un impacto en la población que es lo que se necesita. Tenemos que estar ahí y para eso tenemos que tener conocimiento”.

AUR entregó medalla “Hilario Hernández” a UMAG TV

Boletín Normal, noticias

Por segundo año consecutivo, la Agrupación de Universidades Regionales de Chile (AUR), que reúne a los 22 planteles de regiones del CRUCh, entregó la medalla “Hilario Hernández Gurruchaga”, estímulo que busca hacer un reconocimiento público a personas naturales o jurídicas cuyas acciones y trayectorias promuevan a las Ues regionales e impulsen un desarrollo territorialmente armónico y equitativo para Chile.

En una ceremonia especial presidida por la directiva de AUR, en la Universidad de Valparaíso, donde se reunieron en sesión ordinaria los rectores de esta Agrupación, el mismo rector de la Universidad de Magallanes, Dr. Juan Oyarzo Pérez, junto a su par de la Universidad de Playa Ancha y presidente de la entidad, Patricio Sanhueza Vivanco, entregaron la medalla al encargado de UMAG TV, Pedro Moreno Mella, quien fue acompañado por el realizador audiovisual del canal, Jorge Grez Leuquén.

La distinción se otorga en tres categorías: Académica, Social-Política y Comunicaciones, Arte y Cultura, resultando premiada, en esta oportunidad, la señal televisiva de la Universidad de Magallanes, UMAG TV, en la última de estas áreas, por su contribución al fortalecimiento de las Universidades Regionales, a la descentralización y al desarrollo armónico del país en el ejercicio del periodismo, las comunicaciones, el arte y la cultura.

UMAG TV nació en 2006 como un medio de comunicación que elabora y difunde material audiovisual a partir de la oferta académica, las líneas científicas prioritarias, las actividades de extensión y las necesidades del entorno local y global. Hoy, no obstante, la televisión universitaria estatal va más allá y busca llenar el vacío de televisión cultural que falta en Magallanes y en Chile, con la mirada de cumplir con una tarea de desarrollo.