En el mes de la salud mental DAE continúa impartiendo ciclo de talleres para estudiantes

Boletín Normal, Facultad de Ciencias, Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas, Facultad de Ciencias de la Salud, Facultad de Educación y Ciencias Sociales, Facultad de Ingeniería, Portada UMAG, noticias

Estudiantes de la Universidad de Magallanes. Foto archivo 2018.

Octubre nos hace recuerdo de la relevancia de la Salud Mental en las personas, ya que en este mes se celebra, precisamente, el Día Mundial de la Salud Mental. En este contexto, es que la Consejería Estudiantil en Salud Mental perteneciente a  la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Universidad de Magallanes (UMAG), ofrece un ciclo de talleres dirigido a todos/as los/as estudiantes de la casa de estudios que deseen participar.

Los objetivos fundamentales de la iniciativa son propiciar, en las y los jóvenes estados de paz y relajación interior, mejorar sus capacidades para hacer frente a las demandas académicas y al estrés vital, incorporar estrategias para elevar sus estados de ánimo, autocuidado y autoestima, así como aprender lo que implica vivir un duelo y cómo transitarlo de modo saludable; todo lo cual se dirige  al logro del mejoramiento y/o mantención de su salud mental.

Así, durante este mes se inician tres talleres con una duración de seis semanas consecutivas, por lo que el equipo profesional de la Consejería hace una invitación al estudiantado a participar de estos espacios inscribiéndose -aun cuando el taller ya se haya iniciado- a través del código QR inserto en el afiche de difusión del Ciclo publicado más abajo o en las redes sociales Consejería Salud Mental Umag en Facebook, y @consejeriasaludmental en Instagram. También pueden hacerlo directamente en el link https://bit.ly/2YYR4n5

Bienestar y armonía emocional

Según afirman las profesionales de la Consejería, Verónica Aravena, psicóloga; y Karina Martinic, enfermera, los talleres, fueron pensados con el objetivo de promover en las y los destinatarios, un bienestar que permita una armonía emocional y, por ende, un estado mental saludable.

El taller de “Yoga Integral” como un camino de paz interior, tiene como fin, en ese sentido, que las y los estudiantes conozcan  e integren a su vida cotidiana algunas herramientas del Yoga que les permitirán calmar la ansiedad y obtener mayor claridad, serenidad, armonía emocional y mental.

En tanto, el taller de “Meditación y Silencio” es una invitación a encontrar espacios de silencio como fértiles semillas de consciencia a través de la práctica de técnicas de Respiración Consciente, Atención Plena, Focussing, Meditación Transpersonal y Voz Medicina como herramientas para el bienestar integral.

Finalmente, el taller de “Teatro Testimonial”, propone un espacio de sanación que invita a crear desde una mirada reflexiva en torno al proceso de cambios socioculturales que se han producido tras la actual pandemia, incorporando la experiencia personal como base del recurso creativo.

En este mismo contexto, durante la primera semana de octubre se realizó un taller de “Gestión del Estrés y Afrontamiento Académico”  y, anteriormente, se llevó a cabo un taller sobre “Psicoeducación y Prevención del Suicidio”.  También, en los próximos días tendrá lugar el taller “Estrategias para cambiar tus estados de ánimo”, que pretende generar una instancia para la transformación personal a través del cambio de hábitos en la forma de mirarse y pensarse a sí mismo así como al mundo que nos rodea, para lograr un estado de mayor bienestar y felicidad personal.

“En la esperanza de alcanzar una buena convocatoria para la realización exitosa de estas acciones preventivas para la salud mental, instamos a nuestros estudiantes a participar activamente en los talleres propuestos y sumarse, así, a su propio desarrollo y logro de un estado de bienestar personal que se traduzca en un aporte a la salud integral de la comunidad completa”, resaltaron desde la Consejería.

Alta vacunación permitirá avanzar a una mayor presencialidad a partir de noviembre

Boletín Normal, Coronavirus, Facultad de Ciencias, Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas, Facultad de Ciencias de la Salud, Facultad de Educación y Ciencias Sociales, Facultad de Ingeniería, Portada UMAG, noticias

-Subsecretario de Educación Superior visitó el plantel para conocer el proceso de retorno a las aulas.

El subsecretario Juan Eduardo Vargas en punto de prensa con los medios locales junto al rector Juan Oyarzo.

-Teniendo en consideración esta favorable cifra y en base al protocolo actualizado con el Ministerio de Salud dado a conocer por la autoridad nacional, se eliminará la restricción de aforos en las salas de clases, laboratorios y talleres universitarios, lo que permitirá a la casa de estudios llevar a cabo una nueva planificación para ir retomando la normalidad académica en el corto plazo.

Durante esta semana, el Subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, visitó la Universidad de Magallanes (UMAG) como parte de un despliegue territorial y recorrido por los distintos planteles estatales de nuestro país, para sondear y ver cómo ha sido la vuelta a la presencialidad de las comunidades universitarias en el nuevo escenario sanitario que atraviesa Chile, desde fines de septiembre, gracias a las positivas tasas de vacunación.

En ese contexto, pudo reunirse, en dos jornadas, con académicos, directivos y estudiantes de la casa de estudios superiores, con quienes dialogó y abordó el proceso de retorno a las aulas planificado a nivel institucional; un proceso gradual y seguro, y con una presencialidad acotada (sistema híbrido), que se ha mantenido hasta los días de hoy desde el 06 de septiembre pasado, fecha de inicio del segundo semestre académico 2021.

En vista de ello, es que la autoridad nacional anunció que, a contar de ahora, la Universidad podrá avanzar hacia una mayor apertura, ya que el 96% de sus estudiantes (4 mil aproximadamente) tienen el esquema de vacunación completo, lo que da luz verde, de acuerdo al nuevo protocolo suscrito con el Ministerio de Salud y aprobado recién este martes, a eliminar, en base a esas positivas estadísticas de inoculación en la población estudiantil, la restricción de los aforos en las dependencias interiores de los campus o sedes universitarios.

“Ese protocolo lo que establece son las condiciones para la realización de actividades presenciales y hay una novedad con respecto al protocolo anterior y que hoy actualizamos y es que, en todos aquellos campus o sedes en donde los estudiantes cuenten con una tasa de vacunación igual o superior al 80%, se elimina la restricción del metro de distancia, es decir que, en las salas de clases, en los talleres, en los laboratorios, etc. se puede retomar el aforo previo a la pandemia”, afirmó el titular de la Subsecretaría de Educación Superior.

Reunión con estudiantes.

Reunión con decanos y directivos UMAG.

Respecto al porcentaje de vacunación que favorece a la UMAG, en tanto, Vargas manifestó que “eso muestra que los estudiantes se preocupan por su salud, se preocupan por los demás y también quieren retomar de alguna manera su normalidad ¿y cuál es la normalidad? Por supuesto, la presencialidad en su paso por la educación superior, entendiendo que el impacto en la salud mental de ellos ha sido de tal magnitud que el retorno, el reencuentro con sus compañeros, profesores, sin duda, va a permitir aliviar esa situación de estrés, de salud mental desmejorada”.

Para el rector Juan Oyarzo, esta buena noticia permitirá realizar una nueva planificación académica con miras a comenzar una presencialidad más masiva en lo que resta del segundo semestre. “Teniendo esta información que más  del 90% de nuestros estudiantes ya tienen sus vacunas, no tiene sentido que sigamos con las restricciones en cuanto a las clases. En ese sentido, ya nos comunicamos con el vicerrector académico,  y la próxima semana se reunirán con los decanos y vamos trabajar con el objetivo de que nuestras clases sean presenciales y volver a la normalidad, esa es la idea”, dijo el máximo directivo universitario, proyectando que “a partir de noviembre, deberíamos entrar a una presencialidad más fuerte”.

Recintos científicos para la formación austral

En otro plano de la visita, el subsecretario Vargas también conoció las instalaciones científicas de la Universidad de Magallanes en Punta Arenas, haciendo un recorrido por el Centro Asistencial Docente y de Investigación (CADI) y el Instituto de la Patagonia. Luego viajó rumbo a Puerto Williams, para interiorizarse del proyecto educacional y de investigación que llevará adelante la casa de estudios en el Centro Subantártico Cabo de Hornos, el que se acaba de adjudicar un fondo basal por $1.400 millones anuales para su funcionamiento por 10 años.

En este contexto y consultado por su visión acerca del papel que cumple la Universidad en el desarrollo regional, el subsecretario resaltó que los planteles regionales, sobre todo, los de zonas extremas, tienen un rol fundamental en el desarrollo de sus comunidades y también en el bienestar de la sociedad. Por ello, felicitó el trabajo que se encuentra llevando a cabo la casa de estudios para contribuir en que Magallanes se convierta en un polo científico-tecnológico al sur austral del país.

Visita al CADI.

Visita al Instituto de la Patagonia.

Red de Universidades por la Migración llama al Estado a proteger a los migrantes

Boletín Normal, Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas, Portada UMAG, noticias

DECLARACIÓN PÚBLICA

Durante los últimos meses, hemos observado cómo un importante flujo de migrantes de nacionalidad venezolana ha comenzado a instalarse en los espacios públicos de distintas zonas del norte del país, constituyendo un caso emblemático el asentamiento ubicado en la denominada “Plaza Brasil”, en la zona centro de Iquique. Según la información disponible, buena parte de este segmento de la población venezolana se ha visto forzada a migrar como consecuencia de la crisis económica y política que atraviesa su país.

La respuesta del Estado chileno frente a esta crisis humanitaria, lejos de orientarse por diversas recomendaciones de la comunidad internacional, se ha caracterizado por insistir en la aplicación de una política migratoria restrictiva, que tanto cierra las posibilidades de regularización como desestima la posibilidad de refugio. Este modo de operar no sólo se ha visto materializado a través del abandono a su suerte de la población migrante venezolana más vulnerable, sino también a través de diversas formas de violencia institucional, como la realización sistemática de expulsiones colectivas y el desconocimiento del derecho de reunificación de niños, niñas y adolescentes.

La plaza Brasil es una manifestación más de la violencia que ha ejercido el Estado respecto de la población migrante venezolana, constituyendo los hechos acaecidos el día de hoy una de sus expresiones más evidentes y preocupantes. El desalojo de este espacio, que albergaba cerca de 200 personas, incluyendo niños, niñas y adolescentes, lejos de contribuir al diseño de una solución humanitaria, que considere la reubicación de las familias en un espacio seguro con garantías de no expulsión y de regularización, promueve una imagen criminalizada de aquel segmento de la población y, con ello, el despliegue de prácticas y narrativas xenófobas y racistas, que se han agitado a través de una acción comunicacional irresponsable, sobre todo cuando proviene de autoridades públicas.

Según la Observación General No 7 del Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales, “La comunidad internacional reconoce desde hace mucho tiempo que la cuestión de los desalojos forzosos es grave”. Esta Observación General agrega que, “Antes de que se lleve a cabo cualquier desalojo forzoso, en particular los que afectan a grandes grupos de personas, los Estados Partes deberían velar por que se estudien en consulta con los interesados todas las demás posibilidades que permitan evitar o, cuando menos, minimizar la necesidad de recurrir a la fuerza” y señala, “El Comité considera que entre las garantías procesales que se deberían aplicar en el contexto de los desalojos forzosos figuran: a) una auténtica oportunidad de consultar a las personas afectadas; b) un plazo suficiente y razonable de notificación a todas las personas afectadas con antelación a la fecha prevista para el desalojo; c) facilitar a todos los interesados, en un plazo razonable, información relativa a los desalojos previstos y, en su caso, a los fines a que se destinan las tierras o las viviendas; d) la presencia de funcionarios del gobierno o sus representantes en el desalojo, especialmente cuando éste afecte a grupos de personas; e) identificación exacta de todas las personas que efectúen el desalojo; f) no efectuar desalojos cuando haga muy mal tiempo o de noche, salvo que las personas afectadas den su consentimiento; g) ofrecer recursos jurídicos; y h) ofrecer asistencia jurídica siempre que sea posible a las personas que necesiten pedir reparación a los tribunales”. Por último, se debe tener presente que, “Los desalojos no deberían dar lugar a que haya personas que se queden sin vivienda o expuestas a violaciones de otros derechos humanos. Cuando los afectados por el desalojo no dispongan de recursos, el Estado Parte deberá adoptar todas las medidas necesarias, en la mayor medida que permitan sus recursos, para que se proporcione otra vivienda, reasentamiento o acceso a tierras productivas, según proceda”.

Como Red de Universidad por la Migración, condenamos los hechos ocurridos en el día de hoy en la ciudad de Iquique e instamos a las autoridades locales y nacionales a implementar de manera urgente los mecanismos que sean adecuados para proteger la dignidad, la seguridad y la libertad de las personas migrantes y sus familias. Combatamos, ahora más que nunca, los racismos, la xenofobia y la discriminación hacia cualquier comunidad humana.

Nota*: La Red de Universidades por la Migración está conformada por 11 planteles de educación superior a nivel nacional, entre ellos, la Universidad de Magallanes, que se hizo parte a través del Departamento de Cs. Jurídicas y su carrera de Derecho.

Derecho firmó protocolo para unirse a la Red de Universidades por la Migración

Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas, Portada UMAG, noticias

Representantes directivos y académicos de las 11 universidades firmantes participaron de la actividad vía telemática.

El pasado miércoles 8 de septiembre, se realizó la ceremonia de firma del Protocolo de la Red de Universidades por la Migración, ocasión en la suscribieron el documento once Universidades del país: Universidad de Tarapacá, Universidad Arturo Prat, Universidad Viña del Mar, Universidad de Valparaíso, Universidad de Chile, Universidad de O’Higgins, Universidad Católica Silva Henríquez, Universidad Autónoma de Chile, Universidad de Talca, Universidad Austral de Chile y Universidad de Magallanes.

Se trata de una iniciativa que pretende contribuir a la construcción de una cultura de antidiscriminación inclusiva de las personas migrantes en Chile, contribuir al debate público en la creación del Derecho de Extranjería y Migración y contribuir a la implementación práctica de la política y de las normativas migratorias.

La Red de Universidades por la Migración surgió a partir del seminario Internacional “Estado y migraciones en Chile. Pasado, presente y principales desafíos”, organizado por la Dra. Martina Cociña Cholaky (docente e investigadora de la Universidad de O’Higgins), el Dr. Marcos Andrade (profesor de la Universidad Austral), el Dr. Roberto Dufraix y el Dr. Cristóbal Pulido (académicos de la Universidad de Tarapacá). En dicho seminario expuso el académico del Departamento de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Magallanes, Mg. Ramón Mayorga Mc Donald, quien será representante del plantel magallánico ante la recién creada red universitaria.

Documento que suscribieron los planteles y que da vida a la Red.

El propósito de esta instancia de trabajo es colaborar con instituciones públicas y privadas, ya sean nacionales e internacionales, en la promoción y protección integral de los derechos de las personas migrantes, a través de la investigación científica, la docencia y la vinculación con el medio. Con este fin, se pone a disposición, para la construcción y revisión de la legislación y la política migratoria nacional, el bagaje cultural y desarrollo del conocimiento que poseen las facultades y centros de investigación de las universidades chilenas que la conforman.

“El fenómeno de la migración es una realidad creciente en importancia, no sólo en nuestro país, sino a nivel mundial por diversos factores. Es por ello que, como Universidades, no podemos obviar su existencia, pero lo que sí podemos hacer es estudiarlo desde distintas perspectivas y, sobre todo, desde una perspectiva multidisciplinaria. Así, creamos instancias de discusión y debate sobre el tema y, con consecuencia de ello, podamos aportar a las futuras políticas públicas a su respecto”, señaló, en su saludo, la decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas de la UMAG, Sonia Zuvanich.

La Red está conformada por las siguientes facultades, institutos y carreras:

  • Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Austral de Chile,
  • Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de O’Higgins,
  • Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad Tarapacá,
  • Facultad de Derecho de la Universidad de Chile,
  • Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y Económicas de la Universidad Católica Silva Henríquez.
  • Facultad de Derecho de la Universidad de Valparaíso,
  • Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Talca,
  • Escuela de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Viña del Mar,
  • Carrera de Derecho sede Santiago de la Universidad Autónoma de Chile,
  • Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Arturo Prat, y,
  • Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Magallanes.

Trece equipos dan el vamos al primer programa de emprendimiento universitario “Business Camp”

Facultad de Ciencias, Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas, Facultad de Ciencias de la Salud, Facultad de Educación y Ciencias Sociales, Facultad de Ingeniería, Investigación, Portada UMAG, Posgrados, noticias

-Participarán de esta iniciativa de impulso innovativo más de 50 estudiantes, profesores e investigadores/as que presentaron sus propuestas en áreas potenciales de la región como la pesca y acuicultura, construcción, ciencia antártica y salud.

-Entrega, además, un premio de 3 millones de pesos para el financiamiento inicial del emprendimiento.


En una acción inédita a nivel institucional, la Universidad de Magallanes dio inicio, a principios de septiembre, al primer concurso de emprendimiento interno denominado “Business Camp”, cuya organización y ejecución está siendo liderada por el proyecto universitario financiado por el Mineduc, Modelo Innovador de Producción Científica en el contexto Antártico y Subantártico (MIAS) a través de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL) de la casa de estudios superiores.

El programa arrancó el viernes 03 con una sesión online informativa de bienvenida a los trece equipos multidisciplinarios que fueron seleccionados para participar de este proceso formativo, que lo que busca es promover el desarrollo de capacidades en la propia comunidad universitaria (profesionales, investigadores, académicos y estudiantes), a fin de concretar la creación de productos y/o servicios que se puedan convertir en futuros emprendimientos de base tecnológica en la región.

El vicerrector de Investigación y Postgrados, Dr. Andrés Mansilla, señaló, en su saludo que “siempre hemos hecho investigación en la Universidad de Magallanes, pero en nuestros 60 años de trayectoria siempre ha habido una brecha en lo que es la transferencia, es decir, cómo innovar. Por eso, hoy día quiero agradecer, especialmente, a los profesores y estudiantes que están presentes, porque de acuerdo a las propuestas que presentaron, se nota que vienen con muchas ideas innovadoras y lo mejor de todo que es en distintas áreas del saber”.

Por su parte, la coordinadora del proyecto MIAS, Margarita Álvarez les deseó a las y los participantes, “que aprecien este Business Camp como un proceso en el concepto más amplio del emprendimiento, donde podamos hacer realidad sus ideas”. Según subrayó “nosotros estamos para acompañarles en este proceso y para que finalmente los resultados se puedan transferir, entonces animarles a trabajar juntos bajo compañerismo, en confianza, y que con responsabilidad podamos llegar a lograr los objetivos que nos hemos propuesto en esta linda iniciativa”.

Para dar a conocer las características, etapas y alcances de “Business Camp”, la profesional de la OTL, Fernanda Álvarez, expuso una síntesis informativa a modo de contextualizar el sentido y propósito del programa y, después, dio paso a la presentación de cada uno de los equipos que, en total, conforman cerca de 50 investigadores/as, académicos/as y estudiantes de pre y postgrado de distintas carreras y laboratorios del plantel regional. En este ejercicio una o un representante por conjunto, enseñó, sucintamente, el objetivo general de su propuesta y el tipo de solución que plantean. Entre los sectores atendidos se encuentran potenciales áreas de la región como la pesca y acuicultura, construcción, ciencia antártica y salud. Así, interactúan diferentes disciplinas, como la nutrición con el ámbito acuícola, o la ingeniería con lo que refiere a estudios de geociencia.

Álvarez, también hizo hincapié en que Business Camp entrega un premio de 3 millones de pesos para el financiamiento inicial del emprendimiento, es por ello que, de aquí a los próximos meses las y los participantes deberán abocarse a desarrollar la creación de valor de sus propuestas. Para ello, el equipo OTL, acompañará a los equipos en todo el proceso y brindará un plan de formación que contempla contenidos como propiedad intelectual, modelo de negocios, documentación experimental y elaboración de “pitch” y valoración de propuestas.

Al cierre de la reunión los equipos despejaron dudas y valoraron la oportunidad que otorga este programa para visibilizar la investigación que lleva adelante la Universidad de la mano de sus académicos/as y estudiantes.