UMAG lanza campaña en apoyo a las Jornadas por la Rehabilitación

noticias

- Voluntariado universitario desarrollará acciones deportivas y recreativas para reunir fondos, además, la casa de estudios suscribió un acuerdo de cooperación con Club de Leones Cruz del Sur.

Presidente del Club de Leones Cruz del Sur Héctor Cabrera y rector de la UMAG Juan Oyarzo.

La Universidad de Magallanes (UMAG) y el Club de Leones Cruz del Sur llevan varios años trabajando de manera conjunta sin embargo, llegó el momento de formalizar ese trabajo colaborativo a través de un convenio suscrito este miércoles, donde el rector Juan Oyarzo y el presidente de la institución solidaria Héctor Cabrera sellaron esta alianza que busca establecer una serie de acciones de carácter profesional y formativa a largo plazo.

La ceremonia se desarrolló en la Sala Terra del edificio rectoral con la participación de la directiva de la entidad leonina, académicos, estudiantes e integrantes del voluntariado universitario, ocasión donde además se lanzó oficialmente la campaña universitaria “Unidos por las Jornadas”, instancia que busca desarrollar diferentes actividades en beneficio de la gran obra.

El documento establece la realización de charlas profesionales relacionadas con el trabajo en el Centro de Rehabilitación, programación de visitas de funcionarios y alumnos, desarrollo de Jornada UMAG en días previos a la campaña de recaudación de fondos, elaboración de trabajo triestamental y definición de diversas formas de cooperación al interior de la casa de estudios.

Embajadora de las Jornadas, estudiante de Fonoaudiología de la UMAG Verenice Runin.

Al respecto el rector Oyarzo comento que “también nos hemos unido en otras oportunidades pero en esta ocasión es de manera formal, hoy día estamos formalizando ese convenio para hacer de nuestra universidad que es una universidad pública e inclusiva decirlo públicamente en la región que esto es así, además la joven símbolo es alumna nuestra por lo tanto nos sentimos muy congraciados de firmar este convenio, estamos muy satisfechos”.

Según señaló el presidente de la entidad leonina, “esta alianza lleva ya varios años donde no solamente profesionales del área de la salud sino también de la ingeniería han estado trabajando con nosotros con los centros de rehabilitación apoyando todas las investigaciones que hoy día estamos realizando por lo tanto esto es un  convenio de colaboración mutua, aquí es ganar y ganar, gana la universidad porque también tiene campos clínicos para poder trabajar con los alumnos y también gana el Club de Leones porque gana un aliado más en la campaña solidaria por la rehabilitación en Magallanes”.

“Hoy se ha visto una organización mucho más importante a través de Voluntariado de la UMAG, en realidad son ellos los gestores de que estemos hoy firmando este convenio”, agregó Cabrera.

Voluntarios universitarios

Un carácter especial tienen las Jornadas 2018, dado que la embajadora de la campaña este año es Verenice Runín, estudiante de Fonoaudiología de la UMAG.

“Me siento muy contenta la saber que mi casa de estudios está comprometida con las Jornadas y no solo durante este año sino que este compromiso va a seguir y va a ir creciendo ayudando a la comunidad en general”, comentó la joven estudiante.

“Ser hoy la joven símbolo de las Jornadas por la Rehabilitación me ha brindado una cantidad de experiencias nuevas que nunca imaginé que iba a vivir y que me ha entregado muchas herramientas para mi futuro. Ha sido muy importante ser el rostro de esta campaña”, dijo la embajadora de la campaña, ocasión donde además aprovechó de invitar a la comunidad universitaria a sumarse al voluntariado.

En relación al rol de la organización estudiantil en esta cruzada, Sandy Vargas, presidenta del Voluntariado de la UMAG, comentó que “todo fue de manera muy espontánea, nunca pensamos que sería algo tan grande, todo comenzó a partir de que nuestra compañera es la símbolo de estas Jornadas y de ahí partieron las reuniones con la universidad y el Club de Leones”, dijo la estudiante de cuarto año de Enfermería.

Las actividades continuarán durante todas las semanas previas al 24 de noviembre con la realización del “Festigonia” el 6 de octubre en el campus central y la realización de un torneo de futsal, entre otras actividades que serán informadas oportunamente, y donde todo lo recaudado será destinado a cumplir la meta.

Académico fue invitado por UNESCO para grupo de expertos en educación infantil

noticias

El profesor adjunto del Departamento de Psicología de la Universidad de Magallanes Dr. Rodrigo Cárcamo ha recibido una invitación de la UNESCO (organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) para concurrir a su próxima reunión sobre política infantil. Este evento se realizará durante los próximos días 24, 25 y 26 de septiembre en Dubai (capital de Emiratos Árabes) contemplando un Congreso sobre Educación Temprana y una posterior reunión de expertos especialmente invitados.

El Dr. Rodrigo Cárcamo (Psicólogo titulado en la Universidad Mayor, Máster en Psicología Cognitiva y del Aprendizaje de la Universidad Autónoma de Madrid y Doctor en Psicopatología del Desarrollo de la Universidad de Leiden, Holanda) fue directamente contactado tanto por UNESCO como por el Ministerio de Educación de Emiratos Árabes, siendo el único latinoamericano entre 20 expertos que asistirán a la cita para discutir sobre políticas de educación infantil en el mundo. El académico se declaró gratamente sorprendido por la invitación. “Yo no había tenido ningún contacto previo con ellos. Primero me escribió Eric Hamilton, del área de Educación de UNESCO y posteriormente recibí la invitación formal, tras algunas preguntas sobre mi disponibilidad. Probablemente llegaron a mí a través de artículos sobre temas de infancia publicados en revistas internacionales. También fui parte de un handbook sobre educación temprana publicado por el editorial Springer, con un capítulo sobre ese tema en Chile”, explicó.

El congreso internacional al que ha sido invitado el Dr. Rodrigo Cárcamo tiene por propósito compartir información y episodios vividos durante investigaciones sobre Educación Temprana, compartiendo aspectos particulares de cada cultura y así lograr una visión global de como se trata este tema alrededor del mundo, precisó el académico. Y la reunión posterior, en la que el académico trabajará con otros veinte pares provenientes de todo el mundo, servirá para aportar a la planificación de los congresos bianuales que la UNESCO organiza en torno a esta temática. Sin duda un importante reconocimiento al trabajo de investigación que durante años ha realizado el Dr. Rodrigo Cárcamo desde nuestra universidad, que ha sabido proyectar al más alto nivel internacional.

Estudiantes de la carrera de Derecho visitaron el Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas

noticias

La visita se realizó el día 12 de Septiembre en dependencias del Juzgado ubicado en calle Carrera N° 35. Los estudiantes de la cátedra de Derecho del Trabajo pudieron presenciar “in situ” una audiencia preparatoria de juicio con ocasión de una demanda por despido injustificado. Además pudieron recorrer y conocer los espacios del Tribunal y saldar dudas respecto al quehacer del Poder Judicial.
-
La jueza del Tribunal Sra. Claudia Ortiz, compartió con los estudiantes casos emblemáticos, recurrentes y poco frecuentes que permitieron a los alumnos tener cercanía con la profesión de abogados y con el funcionamiento de los Tribunales de Justicia.
-
A esta iniciativa se sumará la visita que realizarán los estudiantes de primer año de la carrera, el próximo 5 de octubre, esta vez en el Tribunal Oral en lo Penal de Punta Arenas.

Cristián Figueroa, Jefe regional INDH: “A los derechos humanos no puede dárseles un contexto”

noticias

- A 45 años del golpe militar, la Universidad de Magallanes recordó a sus víctimas de la UTE, y revisó la historia de la Vicaría de la Solidaridad.


La piedra que sirve de base para la placa original que tenía la Universidad de Magallanes (UMAG) cuando era sede de la Universidad Técnica del Estado (UTE) en sus primeras dos décadas, se ha ido convirtiendo en un espacio significativo desde que se instaló en el campus central en 2013. Ese año se cumplían 40 años del golpe militar en Chile, y la institución quiso tener un hito especial como memorial, para recordar allí a quienes ya no están, como el ex alumno de la UTE, detenido desaparecido desde el 13 de septiembre de 1973, Silvio Francisco Bettancourt Bahamonde.

En este mismo lugar, la Unidad de Derechos Humanos y Ciudadanía de la UMAG realizó hoy un breve acto conmemorativo, en el que participaron estudiantes, académicos, funcionarios y asociaciones gremiales, para homenajear la memoria. Según Claudia Eterovic, académica e integrante de la unidad, “como institución hemos querido generar un espacio de recuerdo de aquellos funcionarios, trabajadores en general y estudiantes y egresados que sufrieron la violación de sus derechos humanos en distintas formas”. A su juicio, “es muy importante relevar ese origen y la filosofía que estaba detrás de la UTE; la participación, la triestamentalidad, la solidaridad, los trabajos voluntarios, toda esa base de valores y principios, creemos que tenemos que rescatarlos”, aseguró.

El aporte del Derecho

Por la tarde en la sala Terra Australis, el departamento de Ciencias Jurídicas y la sede regional del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) convocaron a la comunidad universitaria a ver el documental “Habeas Corpus”, que relata la historia de la Vicaría de la Solidaridad, grupo de trabajo creado al alero de la Iglesia Católica y compuesto, en su gran mayoría, por abogados que se dedicaron tanto al apoyo de familiares y víctimas de violaciones, como a la recopilación de información detallada y valiosa acerca de los vejámenes, en archivos que la UNESCO declaró patrimonio de la humanidad.

“Consideramos que el rol que jugó tanto la Iglesia como los especialistas que trabajaron en estos casos con las familias, fue un apoyo enorme; fue la única posibilidad de tener acceso a la información y, en el futuro esclarecer, los casos”, aseguró la directora interina del departamento de Ciencias Jurídicas de la UMAG, Margarita Makuc. “Es fundamental que la comunidad universitaria pueda conocer cómo una profesión se puso al servicio de la sociedad y, sobre todo, al servicio de la defensa de las personas”, reflexionó.

Cristián Figueroa, jefe regional del INDH, agregó que la motivación tras la exhibición de este documental es “esta amnesia generalizada que, de alguna manera, vivimos en el día a día, en la inercia, que nos hace muchas veces perder de vista los momentos difíciles que vivimos”. Figueroa afirma que “como Instituto, tenemos la convicción de que los temas de DDHH no se pueden relativizar; no puede dárseles un contexto particular, sino que son un flagelo que todos los Estados que somos parte de distintos tratados y convenciones internacionales, tenemos que enfrentar”. Al mismo tiempo, llamó a comprometernos todos con la justicia, “porque sin verdad no puede haber reconciliación y, por lo tanto, sobre todo hoy, que estamos viviendo una coyuntura con la Corte Suprema, tenemos que entender que el derecho internacional señala que cualquier conmutación o beneficio a las sentencias y a las penas que se están cumpliendo, no se pueden realizar si no hay efectivamente una colaboración con la justicia”, concluyó.

Profundo análisis de las desigualdades de género al interior de las universidades en Claustro de la UMAG

noticias

- La institución invitó a la región a las académicas Antonia Santos Pérez – coordinadora de la Comisión de Igualdad de Género de CRUCH y AUR – y Carmen Andrade Lara – directora de la Unidad de Género de la Universidad de Chile, quienes expusieron sus trabajos y dialogaron con la comunidad universitaria regional.

-

Originalmente, estaba programada una charla para para el mes de junio, pero debido a la toma estudiantil feminista, la autoridad universitaria decidió postergar esta actividad, la cual adquirió más fuerza luego con la firma de los acuerdos en el mes de agosto. Así surgió entonces un Claustro Universitario referido a Género, que se realizó durante toda la mañana del día de hoy, en el auditorio Ernesto Livacic de la Universidad de Magallanes, en torno a las presentaciones y conversaciones de las académicas coordinadora de la Comisión de Igualdad de Género del Consejo de Rectores y de la Agrupación de Universidades Regionales, Dra. Antonia Santos Pérez, y de la directora de la Unidad de Género de la Universidad de Chile, Carmen Andrade Lara. Al evento asistió una mayoría de estudiantes, junto a autoridades, algunos académicos y funcionarios de la institución, para escuchar a dos especialistas que han estudiado y trabajado en las desigualdades de la realidad universitaria.

Primero, Santos Pérez mostró la situación de la desigualdad de género a nivel nacional. Consultada por las diferencias territoriales, afirmó que es más bien menor, aun cuando dice “las que, en menor medida, han desarrollado políticas de igualdad de género en las Universidades, son las regionales”. Sin embargo, para esta académica es mucho más relevante considerar el nivel socioeconómico. “Aquellas universidades que tienen estudiantes con mayor nivel de gratuidad son universidades donde las tomas han sido más prolongadas y con unos niveles de violencia mayor. Por tanto, eso nos está diciendo que son estudiantes que vienen con unas carencias y que vienen con una situación que hay que atender de manera particular, porque se está transformando en el perfil de las estudiantes que ingresan a la universidad, y de eso hay que hacerse cargo. (…) Son jóvenes muy carenciadas, que acumulan una historia por madres, abuelas, etc., de mucha vulneración de derechos, por tanto, ellas encarnan una herencia muy dolorosa”, explicó.

Tras una pausa, intervino la directora de Género de la Universidad de Chile, quien contó la experiencia de los dos años de trabajo y las dos décadas de estudio que su institución ha dedicado al tema. Andrade Lara habló de diferencias salariales asociadas a las profesionales – más mujeres en las ciencias sociales, por ejemplo – y de la ineficacia del sumario administrativo para sancionar el acoso sexual. “El menos apropiado”, sentenció, pues su procedimiento se funda en una lógica asimétrica, otorgando derechos al inculpado por sobre una víctima que no existe como figura.

Por eso valoró el logro de las universidades, de incorporar en la Ley de Universidades Estatales una indicación que reconoce los mismos derechos para inculpado(a) y afectado(a) en el proceso de investigación de las denuncias por acoso sexual, y no discrimina por tipo de contrato ni impide la denuncia cruzada y entre pares. También destacó el aumento en un año por cada maternidad en el plazo que tiene una docente para optar a la jerarquización académica, y la libertad de escoger asignaturas deportivas por identidad social y no sexual.

Entre los problemas subrayó la falta de caracterización base para dimensionar la maternidad y paternidad estudiantil, las trabas culturales, la falta de capacitación de quienes acogen e investigan denuncias, y el exceso en la extensión de los plazos para estos procesos. Andrade también compartió aquellas acciones que la Chile tomó para enfrentar el tema: mantiene la participación triestamental; desarrolló modelos de atención con grupos de trabajo para temas específicos, e implementó una Defensoría Jurídica y una Fiscalía Especializada.

Punto de inflexión

Para la coordinadora de género CRUCH-AUR, las Universidades están en un punto de inflexión, en donde corresponde cumplir los compromisos pactados tras las tomas y evaluar no sólo las capacidades de las autoridades para lograrlo, sino también de las estudiantes para monitorearlo. “Aquí no sirven las recetas de cualquier institución y en cualquier sitio, no, sino que se debe localizar territorial y socialmente. Son procesos que se deben construir internamente, y se deben consensuar también internamente”, aseguró Santos.

En el mismo sentido, Andrade destacó que está bien tener protocolos, pero que lo más importante es tener políticas para apuntar hacia la prevención de la violencia y el acoso sexual, algo que sólo va a ser posible si la comunidad universitaria se convence de esta injusticia. En todo caso, está esperanzada. “Si yo miro esto en perspectiva, piense usted que mi abuela no tuvo derecho a voto. De allá venimos, o sea, las desigualdades eran profundas, profundísimas, y yo creo que hemos avanzado harto, pero éste es un camino que continúa”, concluyó.