Iniciativas sustentables crearon estudiantes de la asignatura “Universidad y Entorno”

Boletín Normal, Facultad de Ciencias, Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas, Portada UMAG, noticias

La iniciativa de los "EcoÁrboles" permitió ofrecer una alternativa diferente y sustentable al clásico adorno hogareño de estas fiestas de fin de año.

Una serie de ingeniosas y variadas iniciativas aplicables a nivel doméstico y en el ámbito comunitario, crearon estudiantes de la Universidad de Magallanes (UMAG) que cursan la asignatura institucional “Universidad y Entorno”, trabajos que fueron presentados en una clase final encabezada por la profesora y especialista en ingeniería para el desarrollo sustentable, Claudia Mac-lean.

El objetivo que tienen estas evaluaciones es que los estudiantes contribuyan en la búsqueda de soluciones y generación de condiciones de bienestar para los habitantes de su entorno desde su rol profesional. Por ello, se promueve en el alumnado el desarrollo de ideas sustentables que permitan, en la comunidad y con un foco social, ofrecer alternativas más amigables con el Medio Ambiente y que posibiliten extender el ciclo de vida de los productos y servicios, tal como lo propone el modelo de producción y consumo denominado “Economía Circular”.

De esta forma, entre los proyectos que se expusieron destacan temas como la producción de compost en casa (abono natural que se lleva adelante a partir de la materia orgánica desechada a nivel domiciliario), la confección de huertas verticales a partir de botellas de plástico, la reutilización de neumáticos para la elaboración de juegos infantiles y la promoción de una “permacultura urbana”.

Scarlette Sanhueza, Katherine Lucero y Martín Pérez de la carrera de Agronomía, por ejemplo, crearon la iniciativa “Recicla y Construye Compost” destinada a transformar materia orgánica animal (de caballo) en compost para el uso del cultivo de suelo. Para ello construyeron una pequeña maqueta de compost la cual sigue en proceso de biodegradado.

Por su parte, los estudiantes de Ingeniería Comercial Guillermo Mansilla, María Jesús Sepúlveda y Angela Villalón, se inspiraron en la Navidad y dieron vida al proyecto “EcoÁrboles”, a través del cual fabricaron árboles ecológicos con materiales reutilizados, los cuales obsequiaron a familias con escasos recursos junto al voluntariado “Puro Corazón”, como un símbolo en esta fecha de unión familiar.

Otra de las iniciativas fue la de Manuel Vargas, Alejandro Arroyo y Sebastián Valdebenito de Ingeniería Comercial, quienes elaboraron un Manual de Reducción de Desechos Domiciliarios en formato digital a objeto de poner a disposición de los magallánicos un proyecto comunitario con tips, consejos e información importante en torno al reciclaje, la reutilización, y en prácticas generales de materiales como el papel, el vidrio, el cartón, el plástico y los residuos orgánicos que permitan disminuir su generación en el hogar.

Al respecto, la académica Claudia Mac-lean resaltó que “en este ramo buscamos que los alumnos/as comprendan cómo el ejercicio de su profesión puede ser una oportunidad para aportar constructivamente a la sociedad como agentes de cambio, reconociéndose como futuros profesionales comprometidos y responsables”. En ese sentido, resaltó que, en la asignatura, los aspectos teóricos en el marco de la sustentabilidad son considerados fundamentales, lo cual complementado con charlas de destacados/as académicos/as UMAG, permite a los estudiantes visualizar cómo la universidad contribuye actualmente a su entorno desde la ciencia.

Este proceso de aprendizaje finaliza con los proyectos semestrales donde, de acuerdo señaló la docente, “buscamos que, desde lo personal, los/as alumnos/as proyecten su quehacer laboral como una forma de experimentar y promover bienestar”.

A continuación, algunas capturas de una de las sesiones finales donde se presentaron los trabajos estudiantiles:

Investigadores discutieron la importancia y necesidad de acercar las colecciones biológicas a la ciudadanía

Boletín Normal, Facultad de Ciencias, Portada UMAG, noticias

En formato online, el pasado 09 de diciembre, se llevó a cabo el IV Seminario de Colecciones Biológicas organizado por la Universidad de Magallanes (UMAG), el Ministerio del Medio Ambiente y el Nodo GBIF Chile. La instancia de divulgación, reunió a una decena de investigadores e investigadoras de diferentes casas de estudios, museos y jardines botánicos, quienes dialogaron, en un espacio abierto al público, acerca de la importancia de estos repositorios de biodiversidad y la necesidad de acercarlos cada vez más a la ciudadanía, como una forma de transferir el conocimiento generado y así poner en valor la riqueza del patrimonio natural existente en nuestro país.

El programa se dividió en tres bloques temáticos de ponencias que abordaron las experiencias en gestión de colecciones biológicas en Chile; las colecciones biológicas y los sistemas de información en biodiversidad y; las contribuciones desde la ciudadanía al conocimiento de la biodiversidad, una discusión y conversación que permitió a las y los participantes, visualizar y ahondar en los desafíos de divulgación, toda vez que, según plantearon, la apertura de las distintas salas de colecciones permite acortar la brecha de conocimientos en el área  y, a su vez, involucrar, activamente a las personas, -sobre todo a estudiantes- en la protección medioambiental.

Chariff Tala, jefe del Departamento de Conservación de Especies del Ministerio del Medio Ambiente, manifestó que “las colecciones biológicas se convierten en la principal fuente o testimonio de información sobre la diversidad de organismos que tiene una nación y, a pesar de todo ello, no siempre son valoradas en la justa dimensión de lo que representan como la parte de la cultura de un país”. En ese sentido, extendió un agradecimiento a la comunidad científica que trabaja en este tema y que participa activamente en la elaboración de una estrategia de fortalecimiento de las colecciones, para contribuir no solamente a apoyar con evidencia  la toma de decisiones en materias de conservación, sino también “generar el conocimiento y la apropiación de las comunidades en torno al valor de sus territorios”.

El rector de la UMAG, Juan Oyarzo, en tanto, expresó que  “desde Magallanes, queremos hoy poner en perspectiva nacional la importancia de este trabajo y también discutir las posibilidades para integrar a la sociedad, a la protección y conservación del patrimonio natural que caracteriza los diversos ambientes regionales, esperando contribuir al esfuerzo que realiza el país, en el contexto de la convención sobre la diversidad biológica a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y a la práctica de compartir los conocimientos sobre biodiversidad en un contexto donde la ciudadanía tiene una participación cada vez más activa en las definiciones políticas”.

En ese contexto, a nivel local, expuso la investigadora del Instituto de la Patagonia, Erika Mutschke Orellana (ver foto principal), cuya presentación se tituló “Ciencia en el austro: una aventura incomprendida”, a través de la cual reflexionó en torno a la historia de las colecciones biológicas en Magallanes y el esfuerzo de variados investigadores por mantenerlas, así como también las dificultades para facilitar su acceso a la comunidad. De esta forma,  hizo alusión al pabellón Edmundo Pisano Valdés y a las demás colecciones del Instituto a la que se han incorporado sucesivamente insectos, aves, mamíferos  y fauna propia de los ambientes marinos característicos de la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena.

Al cierre y como es tradición, el comité organizador hizo un homenaje y otorgó un reconocimiento por su trayectoria y contribución a las colecciones biológicas nacionales, al Dr. Jorge Artigas Coch del Museo de Zoología de la Universidad de Concepción, quien cuenta con una trayectoria de 60 años al servicio de esta actividad. “Las colecciones biológicas son un sistema activo que vive, crece y hay que cuidarlo. Invito a los jóvenes de hoy a que continúen con estas colecciones, es un trabajo muy útil y da mucha satisfacción personal. Que Dios proteja a las colecciones biológicas del Museo de Zoología de la Universidad de Concepción y a todas las colecciones biológicas. Muchas gracias por este homenaje”, finalizó el destacado profesor.

A continuación, puedes revisar el seminario completo alojado en nuestro canal de YouTube de UMAG TV:

“Plantas de la Patagonia Austral”: concurso fotográfico invita a promover la riqueza natural de la región

Facultad de Ciencias, Portada UMAG, noticias

La celebración del Día de la Fascinación por las Plantas que, año a año, promueve la carrera de Agronomía de la Universidad de Magallanes (UMAG), motivó a que, en esta oportunidad, se organizara un espacio de participación tendiente a involucrar a la comunidad mediante el arte y la técnica de la Fotografía.

Así, surgió el concurso fotográfico “Plantas de la Patagonia Austral” cuyo objetivo es fomentar el conocimiento y la difusión de la riqueza natural de especies vegetales de la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, así como la relación e importancia entre estos seres vivos y los humanos.

Por esta razón, el comité organizador de la carrera hizo una invitación a todas y todos quienes estén interesados -tanto de Chile como del extranjero-, a participar de esta iniciativa universitaria que se encontrará abierta hasta el 20 de enero de 2022. Para concursar, se debe revisar las bases en el link https://n9.cl/ztoac

Categorías:

Las fotografías podrán enmarcarse en las siguientes categorías:

1) Flora nativa de Magallanes: corresponde a fotografías de especies vegetales nativas de la región. Las fotografías pueden ser de una especie, de su flor, semilla, entre otras formas de captura.

2) Plantas Alimenticias: categoría orientada a la fotografía de plantas de uso alimentario. Pueden ser plantas nativas o plantas que se produzcan en la región en el marco de huertos urbanos, rurales y producción hortícola en general.

3) Plantas medicinales: fotografías de plantas nativas con propiedades medicinales presentes en la región de Magallanes, ya sea nativa o cultivada.

Artículo estudiantil obtuvo distinción al mejor trabajo de pregrado en workshop internacional

Boletín Normal, Facultad de Ciencias, Facultad de Educación y Ciencias Sociales, Portada UMAG, noticias

El diploma de certificación entregado a la estudiante de Pedagogía en Matemática de la UMAG.

A mediados de noviembre pasado, tuvo lugar, en formato online, el VI Workshop-Escola de Informática Teórica (WEIT 2021) organizado por diferentes universidades e instituciones brasileñas, un evento internacional que tiene como objetivo promover oportunidades de investigación y desarrollo científico y tecnológico en el área de la Informática Teórica, proporcionando un espacio para la discusión calificada entre académicos, profesionales y estudiantes universitarios.

En la oportunidad, se presentaron más de veinte trabajos, entre ellos, la investigación de la estudiante de Pedagogía en Matemática para Educación Media de la Universidad de Magallanes (UMAG), Valentina Rosas, que estuvo orientada por el docente del Departamento de Matemática y Física, Nicolás Zumelzu, junto a la colaboración de los académicos, Edmundo Mansilla y José Canumán de la misma casa de estudios; Roberto Díaz, de la Universidad de Los Lagos y; Benjamín Bedregal, de la Universidade Federal do Río Grande do Norte.

Como parte del congreso, la organización otorgó diversas distinciones y una de ellas, recayó en el trabajo estudiantil de la UMAG titulado “A New Total Order for Triangular Fuzzy Numbers with an Application” (“Un nuevo orden total para números triangulares difusos con una aplicación”), siendo destacado como el mejor artículo escrito por un estudiante de pregrado.

De acuerdo señala el resumen, “este trabajo trata del estudio de un nuevo orden total de números triangulares difusos y propiedades aritméticas que se mantienen en relación con las operaciones de suma y resta. Adicionalmente, presentamos como ejemplo de aplicación la solución de ruta más corta para el Problema del Viajero Ambulante con distancias fuzzy”.

Al respecto, el profesor Zumelzu dijo que el trabajo de Valentina se trataba de una contribución importante que tiene como base a un equipo de investigación conformado por los docentes coautores cuya área de estudio son, precisamente, los sistemas fuzzy o de “lógica difusa”.

Revisa aquí los anales del workshop, donde encontrarás todos los trabajos e información asociada al evento.

Mejoran cultivo y producción de plantas medicinales usadas por facilitadoras interculturales

Boletín Normal, Facultad de Ciencias, Portada UMAG, noticias

-Por medio de una herramienta aplicable e innovadora como es la propagación de tejidos vegetales in vitro, el proyecto colaborativo entre la UMAG y la facilitadoras del Programa Especial de Salud y Pueblos Indígenas (PESPI), busca entregar materia prima vegetal sostenible y de calidad para el quehacer de la medicina complementaria en el sistema de salud primaria de Punta Arenas. De paso también, difundir las potencialidades en su uso y preservar la biodiversidad existente.

La Dra. Latorre muestra los cultivos in vitro de distintas especies en el Laboratorio.

En el laboratorio de Biotecnología Vegetal de la Universidad de Magallanes, se está desarrollando un proyecto inédito a nivel regional y que se propone favorecer dos objetivos simultáneos: la salud humana y la biodiversidad vegetal existente en Magallanes. Se trata de la iniciativa FIC-R financiada por el Gobierno Regional denominada “Cultivando Salud, del laboratorio al campo”, cuyo eje central une a la casa de estudios regional y las “lawentuchefes” o facilitadoras interculturales asociadas al PESPI a nivel local, en el mejoramiento del cultivo y producción de diferentes especies de  plantas medicinales a objeto de favorecer el servicio brindado por estas mujeres en cada uno de los Cesfam de la comuna.

Así lo dio a conocer la profesional encargada del proyecto y académica de la carrera de Agronomía UMAG, Dra. Valeria Latorre Reyes, quien, recientemente, lideró un taller en el Instituto de la Patagonia con las diez facilitadoras PESPI de Punta Arenas y profesionales del GORE como parte de los avances del proyecto, a fin de ir sentando modos de trabajo colaborativos en el área y, en paralelo, brindar nuevos conocimientos del mundo vegetal que puedan servir para orientar el trabajo con las plantas medicinales, ya sea en el contexto de sus preparaciones o en los procesos de cultivo y cuidado de estas especies post laboratorio.

Al respecto, la investigadora explicó que “nosotros hacemos el trabajo del cultivo “in vitro” que consiste en que el corte de cualquier porción de la planta madre o la planta donante, lo colocamos en un medio de cultivo sintético que tiene los macro y micro nutrientes para que la planta se desarrolle completamente y una vez que se desarrolla en laboratorio, la multiplicamos y después la sacamos a invernadero para luego irse a campo”. A su juicio, esta técnica permite entregar materia prima vegetal sostenible y de calidad, al mismo tiempo contribuye a preservar la biodiversidad existente.

Taller teórico.

Muestra de productos medicinales elaborados por Marisol Raín y Carmen Inaicheo, facilitadoras PESPI del Cesfam 18 de Septiembre.

De esta forma, sostuvo que la idea del proyecto es abastecer a las integrantes del PESPI con las especies que ellas utilizan con mayor frecuencia y cantidad. “Nosotros facilitamos ese material para que ellas puedan luego, en su espacio de huerto o de invernadero, trabajarlo con la asesoría de un agrónomo. Entonces así, después puedan obtener de manera propia sus insumos para las preparaciones que utilizan en los distintos Cesfam”, puntualizó, agregando que también tienen a disposición, en las instalaciones del laboratorio, un deshidratador de plantas que pueden utilizar cada vez que lo requieran.

Para la lawentuchefe Carmen Inaicheo, facilitadora de la medicina mapuche en el Cesfam 18 de Septiembre,  la instancia de trabajo conjunto con la UMAG  no sólo es valiosa para fortalecer su aprendizaje, sino también para conocer nuevas técnicas. “Para nosotras es relevante e importante y también que tengamos el conocimiento de otras cosas como son los químicos. La verdad, es todo un intercambio de sabidurías”, manifestó.

En el contexto del PESPI, la función de las lawentuchefes es pesquisar a la población usuaria de medicina indígena, promover el uso complementario entre la medicina formal que otorga el CESFAM y la medicina indígena y prescribir el uso de la medicina basada en yerbas, adecuado a las particularidades y diagnósticos de cada persona. En mapudungun lawentuchefe significa “conocedor de las propiedades de las hierbas medicinales”.