Estudiantes de Ingeniería implementan sistema para producir hidrógeno verde a escala de laboratorio

Facultad de Ingeniería, Portada UMAG, noticias

-El equipamiento permite producir 500 cc de H2 por minuto, el cual, a futuro, proyectan almacenar o bien utilizarlo dentro del mismo campus en forma de electricidad.

Los estudiantes Paula Beros y Joaquín Mayorga, mostrando el funcionamiento del electrolizador adquirido con los fondos del proyecto.

El hidrógeno verde producido a partir de fuentes energéticas renovables como la solar, en el norte de nuestro país; o la eólica, de abundancia en el sur austral, es una de las energías que hoy está ganando más terreno en Chile con miras a buscar nuevas alternativas en el sector que sean prometedoras para lograr la reducción de emisión de gases efecto invernadero en el contexto de la actual crisis climática.

En razón de ello es que un grupo de estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Magallanes (UMAG), se unió en base a dos proyectos del Fondo de Desarrollo Institucional (FDI) Línea Emprendimiento Estudiantil del Ministerio de Educación (Mineduc) que se adjudicaron en los años 2019 y 2020, para implementar, en la casa de estudios, un sistema de generación de hidrógeno verde a escala de laboratorio, iniciativa que ya están poniendo en marcha al lograr, recientemente, las primeras pruebas en la producción de este elemento que pasará a formar parte, en los próximos años, de la industria energética a nivel regional.

Para lograr aquello, todo el equipamiento adquirido, el que incluye, un aerogenerador de eje vertical, un banco de baterías, un electrolizador y una pila combustible, fue montado en dependencias del Centro de Estudios de los Recursos Energéticos (CERE), desde donde esperan ofrecer, con la asesoría de las y los investigadores del Centro, un espacio de formación y práctica para los futuros profesionales de las áreas afines a la industria que se está instalando en Magallanes, impulsando, a su vez, un estudio a la par del crecimiento por el interés de las energías renovables- en ese caso eólica- que proponen una baja huella de carbono para el planeta.

De izquierda a derecha el equipo de ambos FDI: Joaquín Mayorga, Paula Beros, Leonardo Vergara, José Paredes y Felipe Vásquez. Atrás aparece el aerogenerador de eje vertical instalado para los fines del estudio.

Energías renovables y formación de capacidades

Leonardo Vergara y Paula Beros, ambos estudiantes de Ingeniería Civil Mecánica, cuentan que las iniciativas partieron por partes separadas, pero que, con el tiempo quisieron vincular para poder abarcar una investigación y generar una contribución académica más de largo plazo con el tema del hidrógeno verde y también con el de la aerogeneración.

De esta forma, el proyecto que precede al de la  producción de este energético, dice relación con “Evaluar y caracterizar el comportamiento de un aerogenerador de eje vertical en el clima de la región de Magallanes”, el cual permitió instalar este dispositivo de 700 watts de potencia -que es diferente a los tradicionalmente conocidos de “eje horizontal” al ser más aptos para su uso en zonas urbanas y a pequeña escala- a objeto de estudiar su rendimiento acorde a las condiciones climáticas locales.

“Nosotros como grupo buscamos caracterizar y evaluar el comportamiento del aerogenerador de eje vertical, en el sentido de la experiencia y conocimientos que creemos permitirá fortalecer la parte práctica, tanto en el área de energías renovables para la carrera de Ingeniería Mecánica, y en temas de adquisición de datos y sensores eléctricos para la carrera de Ingeniería Eléctrica, además de poder inculcar el tema en la comunidad, es decir, la ética del uso de las energías renovables en algunos establecimientos educacionales y organizaciones comunitarias”, comentó Leonardo en su calidad de coordinador de este primera iniciativa FDI.

Con estos avances, es que el 2020 el proyecto liderado por Paula decide dar continuidad al de su compañero de carrera aprovechando los conocimientos y la capacidad ya instalada. Así, logran conformar, junto a los estudiantes Joaquín Mayorga, José Paredes y Felipe Vásquez de Ingeniería Civil Química e Ingeniería Eléctrica, respectivamente, un equipo de trabajo para llevar adelante la “Generación de Hidrógeno Verde a Escala de Laboratorio con Aerogenerador de eje vertical en la Región de Magallanes”.

Pero ¿en qué consiste el proceso? “Básicamente tenemos un aerogenerador de eje vertical que va a alimentar a un electrolizador y este electrolizador gracias a una sustancia de hidróxido de potasio más agua destilada va a producir hidrógeno verde. Éste hidrógeno la idea es almacenarlo o también vamos a ver la posibilidad de que a través de una pila de combustible hagamos el proceso inverso del electrolizador para producir electricidad, la que posiblemente ocuparemos en un panel que tenga algunas luces LED, el que uno vea y que sepa que esa luz es gracias al hidrógeno verde que estamos produciendo aquí en la Universidad”, explicó la estudiante de quinto año. En efecto, el equipamiento permite producir 500 cc de H2 por minuto, el cual, a futuro, -como dice Paula- proyectan almacenar o bien utilizarlo dentro del mismo campus en forma de electricidad.

“La idea es continuar con esto para que nuestros compañeros puedan verlo, para que las otras carreras igual se asocien y puedan conocer y experimentar porque a todas les va a servir en el ámbito de la ingeniería”, comenta la alumna, a su vez que Leonardo añade: “como es un proyecto a escala de laboratorio, nos gustaría que llegaran todas las ingenierías a experimentar con esto, que se hagan prácticas, tesis, etc. porque el tema de las energías renovables es el futuro y debemos aprovechar esta oportunidad que se nos está dando en Magallanes con el viento”.

El modelo de generación de hidrógeno verde está siendo apoyado por el CERE, lugar dónde los estudiantes logran una participación activa en el desarrollo de los proyectos y la producción de energías de bajo impacto al medio ambiente. Al respecto, una de las investigadoras guías de este trabajo, la ingeniería María Rosa Gallardo, manifestó que “para nosotros ha sido gratificante poder apoyar a estos estudiantes, ya que el hecho que hagan esto, es porque es de verdad les interesa el tema y van aprendiendo, además lo pueden ir traspasando a sus pares dentro de la misma universidad, lo que genera una cadena en que se va fortaleciendo este conocimiento”.

Para el decano de la Facultad de Ingeniería, Dr. Claudio Gómez, en tanto, “esto demuestra que nuestros estudiantes se están preparando para enfrentar el desafío del hidrógeno verde y con proyectos como el que acabamos de ver, hace que, de igual forma, puedan transmitir de mejor manera el impacto que esto puede tener en nuestras vidas”. A propósito de la iniciativa, el directivo informó que la Facultad se encuentra trabajando en una planificación académica para ofrecer, a mediano plazo, nuevos programas de especialización en el tema del hidrógeno verde como  pueden ser minors o diplomados.

Ambas iniciativas FDI se desarrollarán a lo largo del presente y próximo año, tiempo en el cual el grupo de estudiantes buscará fomentar la participación de sus compañeros de diferentes áreas. En ese sentido, proyectan culminar a fines del año 2022, dejando una oportunidad para posteriores investigaciones.

Docentes de Ing. Química dictaron Workshop en simulación de procesos a nivel nacional

Facultad de Ingeniería, Portada UMAG, noticias

Captura de pantalla del workshop virtual.

El pasado 29 de octubre, los docentes Daniela Navarro Pérez y Pedro Simeone Barrientos del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Magallanes (UMAG) dictaron el workshop “Aprendiendo simulación de procesos con DIQ_DWSIM” dirigido a estudiantes de pregrado en ingeniería química y carreras afines el el contexto de la segunda versión del Seminario de Estudiantes de Ingeniería Química (SEIQII). Dentro del eje modelación y simulación, el objetivo principal de dicho workshop fue el capacitar y alentar a la comunidad de estudiantes en el uso del software de código abierto DWSIM para simular procesos químicos a nivel industrial.

Participaron 24 estudiantes en modalidad online de diferentes universidades del país, junto con el apoyo de dos tutores de la UMAG, la egresada Mikaela Olmos Zombori y el tesista Mauricio Soto, ambos de la carrera de Ingeniería Civil Química. El workshop tuvo una duración de tres horas, lográndose realizar simulaciones desde las creaciones de corrientes de materia, procesos de ciclo de refrigeración, hasta una reacción cinética de esterificación.

Respecto a la metodología de enseñanza en el workshop, Tomás Nieto Flores, estudiante de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) y moderador de la instancia comentí que “DWSIM es una herramienta a la que se le puede sacar mucho partido y los docentes  llevaron a cabo muy bien la explicación de todo. Si fuese más extenso con más sesiones, sería más provechoso para dar el tiempo adecuado sobre todo para partes prácticas, que dividieran en grupos y cada líder fuera guiando la actividad porque estuvo muy bien y sería bueno replicar esta metodología en grupos más acotados para que haya harta participación de los asistentes.”

Por su parte, la docente Daniela Navarro expresó que “la preparación de este workshop fue un gran desafío debido al tiempo limitado, por lo que ensayamos con estudiantes de nuestro departamento, y, gracias a su retroalimentación logramos captar posibles retrasos y mejorar las explicaciones a la audiencia”. En ese sentido, reflexionó que “hemos logrado ampliar el uso de este software a mayor cantidad de estudiantes chilenos y también a personas hispanas con nuestro canal de YouTube. Es una hermosa satisfacción, ver que los productos creados para nuestros estudiantes están apoyando en la democratización de recursos digitales gratuitos a cualquier persona que desee aprender más sobre simulación de procesos.”

De igual forma, los estudiantes de la UTEM pertenecientes al Comité Organizador del SEIQII valoraron la iniciativa impulsada por la UMAG. “Optamos por la invitación de los docentes al workshop por recomendación de nuestra jefa de carrera, la doctora Gabriela Sandoval, quien es seguidora de su canal en YouTube y nos comentó que también desarrollaban temas con respecto a la simulación de procesos”, señalaron.

Al término del workshop, los docentes Daniela Navarro y Pedro Simeone invitaron a los participantes a visitar su canal de YouTube DIQ_DWSIM, para continuar aprendiendo el uso de este software de manera autodidacta. En agosto del 2020, los docentes liberaron 51 videotutoriales a la comunidad virtual como un recurso en Español para estudiantes, jóvenes profesional y docentes en simulación de procesos; logrando colaboraciones formales con la USACH y la Universidad Veracruzana, México. Las razones, metodología, resultados, lecciones aprendidas y miradas a futuro fueron presentados en la Vigésimo Octava Edición CITICI2021.

El seminario, contó con charlas temáticas, conferencias magistrales, y actividades recreativas; donde 134 estudiantes de pregrado participaron. Al workshop, en tanto, hubo más de 40 inscritos.

Trabajo de título propone puesta en valor y ruta turística para ex fábrica de cal de Porvenir

Boletín Normal, Facultad de Ingeniería, Portada UMAG, noticias

-La iniciativa corresponde al trabajo de título de la estudiante de Arquitectura de la Universidad de Magallanes (UMAG) Milena Foretich Magna, quien, mediante este proyecto académico, busca rescatar y promover el atractivo patrimonial de este inmueble industrial levantado por su tatarabuelo en la segunda mitad del siglo XIX.

Único registro fotográfico de la Fábrica de Cal de Porvenir hacia 1900 durante su funcionamiento. Autor desconocido.

La ex Fábrica de Cal, establecida por el inmigrante croata Natalio Foretich Smerkinić en 1897, constituye el único vestigio de la actividad industrial asociada a la producción de cal en el territorio. Situada a 3,7 km. de Porvenir, específicamente en el sector de Punta Cantera, nació como respuesta a una necesidad en primera instancia de la ciudad de Punta Arenas por construir en material solido debido a los frecuentes siniestros que afectaban a las edificaciones en madera de la época.

Se trata de la primera edificación en la región construida en piedra, al mismo estilo de las construcciones del litoral dálmata y la única de su tipo en el territorio, compuesta, principalmente, de mampostería de piedra y ladrillo ensamblados a través de la argamasa producida en el mismo lugar, materia prima que sería indispensable para el levantamiento de alrededor del 90% de las edificaciones que hasta el día de hoy componen el centro histórico de Punta arenas. El inmueble al día de hoy y con el paso de las décadas, aún conserva parte de su estructura original, ya que una fracción fue recuperada en 2003 a través un proyecto FONDART liderado por la Ilustre Municipalidad de Porvenir.

Esta historia escondida en los parajes de Tierra del Fuego y que impulsó su propio tatarabuelo durante la segunda mitad del siglo XIX, fue la inspiración que nutrió el trabajo de título de la estudiante de quinto año de la carrera de Arquitectura de la UMAG, Milena Foretich Magna, quien bautizó su proyecto de finalización académica como “Puesta en valor de la antigua Fábrica de Cal de Porvenir: Una propuesta para el desarrollo del turismo cultural de Tierra del Fuego”, cuyo foco se centra en el rescate del patrimonio industrial de un inmueble que la conecta directamente con su origen familiar.

Milena Foretich sobre la estructura de piedra en la antigua fábrica de cal de Porvenir.

“Mi tatarabuelo Natalio Foretich, fue un migrante croata que llego aproximadamente a los 22 años de edad a Magallanes y a partir de los conocimientos que traía desde Europa -principalmente de un legado familiar en el área de la construcción- logra instalar en la región, no sólo el fenómeno de la construcción en ladrillo, si no que una serie de servicios para la localidad como la primera carpintería a vapor, una fábrica de ladrillos de producción local, la fábrica de cal para la producción de argamasa, entre varios otros, por lo que fue un exponente muy importante de la arquitectura regional y tengo el privilegio de traer al día de hoy su trabajo que, a mi parecer, está escondido y siento que merece tener el reconocimiento de la cultura, y en general, de Magallanes. Por eso siento que no hay persona más indicada que yo para hacerlo y me siento profundamente orgullosa”, manifestó la futura profesional.

La propuesta de arquitectura

El proyecto que propone la alumna de la mano de su profesora guía, Pilar Fernández Hechenleitner, arquitecta y máster en Conservación del Patrimonio, busca preservar los únicos vestigios existentes que dan cuenta de un proceso industrial sin precedentes en la zona. Para ello, la interpretación, el estudio de la historia del origen y evolución de las edificaciones en Magallanes, y la promoción de la importancia de sus precursores, se han definido como componentes esenciales de la propuesta y ejes del programa de arquitectura.

Dichos ejes programáticos se han resuelto mediante tres nuevos cuerpos interconectados entre sí, los cuales, a su vez, se enlazan con la antigua fábrica a través de un sendero. En el inmueble existente, se busca recuperar y consolidar parte de la estructura dañada, mejorando la estructura de cubierta, muros y suelo, a fin de abrir el recinto como pieza museográfica y espacio educativo. Para las áreas exteriores se busca complementar el edificio nuevo con el lugar, generando un recorrido exterior sobre cubierta que culmina en un mirador panorámico que permite apreciar la fábrica, la bahía y sus diferentes especies de aves, y de fondo la ciudad de Porvenir. Y, adicionalmente, el proyecto busca inscribir al edificio en una ruta patrimonial, configurada por numerosos sitios de singular valor indicados en el plan maestro, con el fin de contribuir al turismo cultural de Tierra del Fuego.

“Dentro de mi propuesta, a nivel macro, no sólo propongo rescatar un patrimonio que está olvidado, sino que crear una nueva ruta turística en Tierra del Fuego, específicamente en la comuna de Porvenir con la incorporación de equipamiento turístico para la ciudad, que bien sabemos al día de hoy sus atractivos turísticos son bien escasos para el nivel potencial que tiene Tierra del Fuego en esta materia. Entonces, en este caso es súper importante incorporar la fábrica, porque en la memoria colectiva de la comunidad de Porvenir existe un valor asociado respecto de lo que es la “Casa de Piedra” como muchos la conocen y en ese sentido, al ser un hito que ha estado por más de 120 años allá, siento que merece una nueva oportunidad y un aprovechamiento de la riqueza arquitectónica que ésta posee.”, explicó la estudiante.

Vista tridimensional de la propuesta de arquitectura. Fuente: Milena Foretich.

La académica Pilar Fernández, en tanto, valoró la selección del trabajo resaltando que “el proyecto de título en el que Milena se encuentra trabajando, ha cumplido destacadamente con todos los aspectos que exige un ejercicio académico de este tipo, pero también con un interés del Departamento de Arquitectura por desarrollar y visibilizar ante la comunidad propuestas que buscan resolver problemáticas existentes en la región, y que, al mismo tiempo, son posibles de inscribir en líneas de investigación prioritarias para la institución, como lo es el patrimonio regional”.

Divulgación internacional

La estudiante Arquitectura, también tuvo la oportunidad de presentar los avances de su proyecto de título –que culmina en diciembre- en las II Jornadas Iberoamericanas de Jóvenes Investigadores en Patrimonio Industrial, organizadas por la Universidad de Évora (Portugal), la Universidad de Concepción (Chile) y la Universidad de Sevilla (España), las cuales se llevaron a cabo entre el 08 y 13 de noviembre pasados.

La ponencia fue presentada en conjunto con su profesora guía, y tuvo como objetivo dar a conocer las principales variables que estimularon la idea de la recuperación del edificio, y las características generales del proyecto que permitiría convertirlo en un nuevo Centro de Interpretación para la ciudad de Porvenir.

Presentación en II Jornadas Iberoamericanas de Jóvenes Investigadores en Patrimonio Industrial.

Alianza con Total EREN permitirá apoyar nuevo proyecto de hidrógeno verde en Magallanes

Facultad de Ingeniería, Portada UMAG, noticias

-En asociación con el plantel regional la compañía francesa levantará los estudios base para instalarse en esta nueva industria de energías renovables que se implementará en la región austral.

La firma de convenio fue encabezada por Antoine Liane, gerente de Total EREN y Juan Oyarzo, rector UMAG.

Tras varios meses de conversaciones y proyección de trabajo conjunto, este miércoles 10 de noviembre, la Universidad de Magallanes (UMAG) y la empresa de origen francés Total EREN, suscribieron un acuerdo de cooperación en materia de energías renovables, en específico, en lo que dice relación con el desarrollo del hidrógeno verde y el proyecto que la firma tiene programado levantar y poner en marcha en las próximas décadas en Magallanes.

La alianza se selló en dependencias universitarias y estuvo encabezada por el rector de la UMAG, Juan Oyarzo y el gerente general de Total EREN Chile, Antoine Liane, quienes, afirmaron, en la instancia, estar comprometidos a cooperar mutuamente para contribuir a los procesos de transición energética y descarbonización nacional e internacional, así como también para el desarrollo energético de la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena.

De acuerdo establece el convenio, ambas entidades se comprometen a estrechar sus relaciones con miras a aunar esfuerzos, fomentar y potenciar el intercambio de experiencias y cooperación para el desarrollo en aquellos ámbitos de interés común, con especial énfasis, en el estudio de nuevas energías renovables y derivados del hidrógeno verde con baja huella de carbono.

El ejecutivo de la compañía, Antoine Liane, informó que el acuerdo se compone de tres ejes principales: la parte ambiental y social del levantamiento como base para el correcto desarrollo del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que está siendo apoyado por el Grupo de Estudios Ambientales (GEA) de la Universidad; el fomento de la educación e intercambio de conocimientos para promover nuevos programas académicos, intercambio en docencia y estudiantil, prácticas profesionales, pasantías, etc., y; el desarrollo de investigación en el área relacionada con ingeniería, química, energía renovable y manejo agrícola y ganadero, entre otras áreas.

“Lo que significa para nosotros este convenio es, primero, ser humildes, en el sentido que, si bien conocemos nuestro trabajo que es la energía renovable, no conocemos a Magallanes. Se habla mucho de república independiente de Magallanes, y estamos muy lejos, es un cultura muy particular, entonces  tenemos que entenderla, tenemos que entender a la gente, el medio ambiente… y para hacer esto necesitamos a un socio y ése es la Universidad de Magallanes, que tiene todos esos conocimientos y nos puede ayudar, así como nosotros también podemos ayudarlos. Por eso que es una cooperación en la que ambas partes van ganando en lo que cada una busca”, expresó Liane.

En la reunión estuvo presente el equipo de gestión universitario y una comitiva de profesionales de la compañía.

Para el rector Oyarzo, en tanto, esta alianza, “representa un gran desafío para la Universidad en todo lo que tiene que ver con la formación de profesionales y técnicos, e igualmente en el desarrollo de investigaciones de pregrado y postgrado, es una cadena. Por lo tanto, nosotros tenemos que involucrarnos y estar en la vanguardia de este fenómeno que es naciente y que lo comparábamos con lo que la Universidad hizo en su tiempo a raíz del nacimiento del petróleo, donde tuvimos que crear la carrera de petróleo y petroquímica… entonces, en este caso, el hidrógeno verde nos demanda y nos demandará tener capital humano del área”. En ese sentido, adelantó que la Vicerrectoría Académica, se encuentra trabajando en un plan de acción para incorporar en las mallas curriculares de la Facultad de Ingeniería y las carreras técnicas, asignaturas vinculadas a este tema, así como también, la proyección de diplomados y minors.

En esa misma línea, el investigador y director del Centro de Estudio de los Recursos Energéticos (CERE UMAG), Humberto Vidal,  complementó que “la universidad local tiene que estar al lado del desarrollo de estos proyectos para garantizar que todo lo que ocurra con esta industria, de alguna manera sea absorbido por nuestros estudiantes y académicos”.

El proyecto de hidrógeno verde a partir de fuente eólica impulsado por Total EREN busca como producto final el amoniaco verde, que de acuerdo al gerente general, no será exclusivamente exportado, sino también para su uso local si se genera la demanda. En cuanto a empleabilidad, las estimaciones de la empresa indican que en su fase de construcción podrían requerir hasta 5 mil personas, y en la etapa de operación, mil. Los plazos de ejecución para la etapa preparatoria van de 2 a 3 años y para la construcción de 5 a 8. Ello dará pasó a la operación que contempla períodos más amplios de 45 a 60 años.

Comunidad universitaria renueva compromiso con las Jornadas por la Rehabilitación

Boletín Normal, Facultad de Ciencias, Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas, Facultad de Ciencias de la Salud, Facultad de Educación y Ciencias Sociales, Facultad de Ingeniería, Investigación, Portada UMAG, noticias

Este 12 y 13 de noviembre tendrá lugar la versión trigésimo cuarta de las Jornadas por la Rehabilitación, una obra solidaria magallánica que organiza el Club de Leones Cruz del Sur para ampliar, cada vez más, la tarea de rehabilitación en la zona más austral del país.

Es así que en el marco de la campaña 2021, y como ha sido la tónica año tras año, el pasado viernes 05 de noviembre, la Universidad de Magallanes (UMAG) a través del Voluntariado Universitario, realizó una simbólica ceremonia en dependencias del edificio de Rectoría para renovar su compromiso con la cruzada regional, dando pie a las acciones para promover la recaudación en la comunidad universitaria y otras actividades de difusión para colaborar con las donaciones a nivel regional.

De esta forma, el equipo del Club de Leones encabezado por su presidente Alejandro Vásquez, junto al prorrector, José Maripani, el vicerrector de Vinculación con el Medio, Manuel Manríquez y la presidenta del Voluntariado UMAG -que está pronta  egresar de la carrera Enfermería-, Sandy Vargas, manifestaron su alegría de reafirmar el trabajo conjunto, calificándolo como un “motivo de orgullo” para la comunidad magallánica, que la principal casa de estudios participe activamente de esta labor.

“Soy portador de un saludo fraternal de todos nuestros socios de la UMAG ya que es un motivo de orgullo y alegría cuando nos reencontramos en una causa que es de todos los magallánicos. Quiero agradecer el trabajo de Sandy en estas jornadas y sólo esperar que este año nos vaya mejor, pero estamos optimistas porque la respuesta de la gente ha sido satisfactoria”, señaló Vásquez.

La dirigenta del Voluntariado, en tanto, expresó que “estamos bastante contentos, y aunque ya estoy casi finalizando mi función sólo agradecer a todos por el acompañamiento e invitarlos para que en los próximos años sigamos unidos”.

Por último, el prorrector José Maripani, afirmó que la universidad “está muy comprometida”, sintiendo como “suya” esta enorme labor. En ese sentido, apuntó al valor que le da la juventud, en este caso, a través del Voluntariado. “Lo que hacen es algo maravilloso –subrayó-, es poner el capital social al frente de nuestra sociedad, algo que siempre nos fortalece”.

Con la entrega de nuevas alcancías, las y los asistentes cerraron la actividad, esperando poder aumentar el aporte universitario que, en el último año, logró reunir cerca de 5 millones de pesos.