Universidad de Magallanes >

Centro Universitario Puerto Williams


Parque Etnobotánico Omora

25 de Enero del 2017

Grabaciones de Terreno, Composición y Representación para la Conservación Ecológica en Chile Subantártico

Shu Yu Lin

El propósito de este proyecto fue registrar cantos de aves en la región subantártica de Chile, componer una pieza musical que incorporara estos registros y reproducirla al público. Las grabaciones de campo fueron realizados en la isla Navarino con la ayuda de científicos que trabajan en el Proyecto de Conservación Biocultural Subantártica. Los registros fueron editados en la Universidad de Stanford y fueron los elementos musicales principales para componer la pieza Coexistencia. Esta pieza, ambisónica (de todos lados), de multicanales de tercer orden para una reproducción 3D, fue compuesta específicamente para el Estudio Bing de Stanford. El proyecto fue completado y su ejecución fue muy gratificante.

El profesor Jiménez y Amy Wynia me ayudaron en el proceso de las grabaciones al imitar los cantos de las aves y cada día pude hacer varios registros.

Ellosutilizaron dos métodos para atraer la atención de las aves. Uno fue el del doble golpe. Este método fue usado para ubicar a los carpinteros magallánicos (Campephilus magellanicus) y requería que una persona usara dos palos de madera para golpear casi simultáneamente dos veces una caja de resonancia de madera. El sonido resultante se propagaba por el bosque y simulaba la llamada territorial de doble golpe de los carpinteros.

Al hacer esto, a la distancia, los carpinteros oían este sonido y respondían golpeando dos veces un tronco. Mediante este procedimiento los investigadores eran capaces de ubicar a las familias de carpinteros y yo podía grabar los cantos de los juveniles y de los golpes de los adultos mientras se alimentaban. El otro método fue imitar los cantos de otras especies de aves de interés. Al reproducir los cantos, estas aves también respondían. Luego se acercaban y se congregaban en torno a la fuente del sonido tratando de ubicar quien emitía los cantos. Entonces, con una grabadora portátil Zoom H4N, yo podía grabar esos cantos desde una distancia muy corta de las aves. La grabadora portátil y sus accesorios, como por ejemplo una pantalla para el viento, fueron los instrumentos de grabación que yo usé para las grabaciones. Estos eran apropiados para realizar grabaciones en el terreno y la calidad de los registros era suficientemente buena como para trabajarlos para la pieza musical.

Luego de regresar de Chile, comencé a trabajar la pieza musical Coexistencia. Esta pieza fue diseñada para ser ambisónica, de multicanal para un sistema de reproducción 3D y fue especialmente compuesta para el Estudio Bing, en el cual se realizó el estreno. Elegí componer una pieza ambisónica debido a que este medio proveía de una sensación del entorno 3D para la audiencia. Entonces me focalicé en crear un espacio sonoro en vez de componer para parlantes individuales. Si hubiera elegido para parlantes individuales, las fuentes de sonido podrían ser identificadas por la audiencia, de manera que la simulación de un bosque, que esencialmente es un espacio de resonancia gigante, no lo habría podido reproducir. Debido a que el Estudio Bing tiene la forma de un espacio de resonancia rectangular gigante, se hacía práctico crear un espacio de sonido en su interior. Al crear un espacio de sonido, con las grabaciones incluidas en la pieza, la audiencia sentiría naturalmente que estaba al interior de un bosque. Mi expectativa inicial are permitir a quienes escuchan, de ponerse en el lugar de una persona que experimenta estar en un bosque. De esta forma la pieza se convierte en un viaje para la audiencia.

Luego de regresar de Chile, comencé a trabajar la pieza musical Coexistencia. Esta pieza fue diseñada para ser ambisónica, de multicanal para un sistema de reproducción 3D y fue especialmente compuesta para el Estudio Bing, en el cual se realizó el estreno. Elegí componer una pieza ambisónica debido a que este medio proveía de una sensación del entorno 3D para la audiencia. Entonces me focalicé en crear un espacio sonoro en vez de componer para parlantes individuales. Si hubiera elegido para parlantes individuales, las fuentes de sonido podrían ser identificadas por la audiencia, de manera que la simulación de un bosque, que esencialmente es un espacio de resonancia gigante, no lo habría podido reproducir. Debido a que el Estudio Bing tiene la forma de un espacio de resonancia rectangular gigante, se hacía práctico crear un espacio de sonido en su interior. Al crear un espacio de sonido, con las grabaciones incluidas en la pieza, la audiencia sentiría naturalmente que estaba al interior de un bosque. Mi expectativa inicial are permitir a quienes escuchan, de ponerse en el lugar de una persona que experimenta estar en un bosque. De esta forma la pieza se convierte en un viaje para la audiencia.

La estructura de Coexistencia se parecía a la de una sinfónica. Había una Introducción, Paso I, Paso II, Transición, Desarrollo y Recapitulación.

En la Introducción comencé con el viento y el agua, cuando la vida comenzaba. Elegí los cantos de un carpintero juvenil como la primera aparición de un ave y como la primera representación de la vida. Con el sonido de los golpeteos de los carpinteros, el Paso I pretendía hacer sentir a la audiencia en el rol de un aventurero que se encuentra en un bosque. En otras palabras, deseaba hacer sentir a la audiencia que estaba en un bosque. El Paso II introdujo a la humanidad. Sin usar voces humanas, yo elegí el sonido de pisadas en el bosque, de un camión y de un avión, para que entregaran información acerca de los humanos. La Transición fue relativamente calmada en relación a las otras secciones de la pieza. Usé el sonido de un avión como el objeto sónico principal. Después de todo, un avión, producto de la tecnología, es la versión humana de un ave. El avión, a un cierto nivel, también provee de pistas del estado de la pieza representada, esto es, que tanto el humano como la naturaleza pueden coexistir si se logra un balance. El Desarrollo focalizó todos los elementos a la caída de agua, el objeto principal del clímax. Después de la caída de agua, aparece un ave juvenil que es acompañada de un zorzal y en el fondo hay un rio que fluye muy rápido, para terminar la pieza en tranquilidad.

En general, el proyecto “Grabaciones de Terreno, Composición y Representación para la Conservación Ecológica en Chile Subantártico” fue completado dentro del tiempo revisto y fue un proyecto muy exitoso. Las grabaciones de los sonidos fueron realizadas en la ecorregión subantártica de Chile, específicamente en isla Navarino. Adicionalmente, la pieza que incorpora estas grabaciones fue compuesta en la Universidad de Stanford y estrenada el 20 de mayo de 2005 en el Estudio Bing de Stanford. A pesar que encontré un sinnúmero de problemas durante el proceso, al final, las metas de este proyecto se cumplieron bien. Sin la ayuda del Centro de Estudios Latinoamericanos, de los profesores Takako Fujioka, Fernando Lopez-Lezcano, Jaime Jiménez y de Irán Román, Amy Wynia, Alexandra Hay, investigadores del Centro Para Investigación Computarizada en Música y Acústica e investigadores del Programa de Conservación Biocultural Subantártica, no habría podido completar este proyecto. Este proyecto comenzó como una idea simple que era el trasmitir el mensaje de la conservación ecológica a través de la música y terminó como un estreno inolvidable.

Para más información del Proyecto

….

Shu Yu Lin
Universidad de Stanford
Profesor guía pasantía: Dr. Jaime Jiménez

Shu Yu es una compositora, pianista y flautista. Ella tiene un grado de Maestría en Música, Ciencia y Tecnología de la Universidad de Stanford en California, EE.UU. y un grado de Bachiller en Teoría de Composición de la Universidad Normal de Taiwán, en Taipéi. En Stanford ha estado estudiando con Brian Ferneyhough, y previamente estudió con Giancarlo Aquilanti. En Taiwán su maestro en composición fue Wen Ta Juang.

En el 2015 Shu Yu recibió una beca de viaje del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Stanford para desarrollar el proyecto “Grabaciones de Terreno, Composición y Representación para la Conservación Ecológica en Chile Subantártico”. En febrero del 2012, su pieza de piano “Huellas de Sueño” fue seleccionada por el Conservatorio de Música “Intercambio Sonoro” de Shanghái y el foro de composición y actuación de profesores y estudiantes de piano de la Universidad Nacional de Taiwán. Shu Yu se interesa además en explorar la música de los grupos étnicos además de su etnicidad China Han. Para ello, en 2012 ella compuso la pieza “Sarumaenan ta” (Somos una familia) y ganó el tercer premio del Cuarto Festival Coral Aborigen Taiwanés “Senasena-I”. En 2010, Shu Yu ganó el Segundo premio de la competencia del Coro Chino Irvine con la pieza “Ganso Solitario” para SATB (soprano, alto, tenor y bajo) y piano.

Para más información acerca del trabajo de la compositora

..

…..

………………….……………..

inicio atrás arriba


Centro Universitario Puerto Williams

Universidad de Magallanes • Teniente Muñoz 166 • Puerto Williams • Chile
Telefono: 612621305 | 612207112 • Email: Programa.omora@umagl.cl