Universidad de Magallanes >

Centro Universitario Puerto Williams


Parque Etnobotánico Omora

12 de Septiembre del 2016

Discutiendo sobre la organización para hacer turismo en el Cabo de Hornos

Recorriendo Puerto Williams en vehículo facilitado por la Ilustre Municipalidad de Cabo de Hornos, 18 personas participaron del taller: “Puerto Williams con nuevos ojos”. Los asistentes estaban compuestos por operadores turísticos locales, el Dr. Felipe Cruz, asesor de la asamblea de la Fundación Charles Darwin que gestiona la investigación científica en la Reserva de la Biosfera Galápagos de Ecuador junto a representantes del Programa de Conservación Biocultural Subantártica (PCBS) conformado por la Universidad de Magallanes (UMAG), el Instituto Milenio de Ecología y Biodiversidad (IEB), la Fundación Omora y la Universidad de North Texas (UNT).

En una hora recorriendo los alrededores este y oeste de Puerto Williams, la conversación se realizó en el bus y en pequeñas paradas. La discusión se orientó hacia apreciar las cualidades únicas de la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos junto con señalar las principales oportunidades y amenazas para el desarrollo del turismo en esta zona del planeta.

Dentro de las oportunidades señaladas por los asistentes se encuentran: potenciar el turismo debido al paisaje, la pristinidad, la historia, la cultura, la diversidad de plantas y animales junto con la posición geográfica única en el mundo. A esto, el Dr Felipe Cruz le añadió la importancia de la organización de las personas en la isla para potenciar su identidad y orgullo por pertenecer a este lugar y desde allí comunicar una experiencia de turismo única para los visitantes.

Cuando la conversación se orientó hacia las amenazas, fueron variadas las opiniones donde destacan: el crecimiento descontrolado de la ciudad, fragilidad del terreno, los animales introducidos, el descuido ante la basura, inversión de grandes empresarios turísticos externos, no planificar pensando en el futuro, no organizarse a nivel local, el aislamiento, entre otros.

El Dr. Cruz señaló que la clave para afrontar estas amenazas pasa por la organización local, donde la buena gestión de estos grupos logra transformar las desventajas en oportunidades para el desarrollo de un turismo sustentable. Para ratificar esto, expuso antecedentes de la gobernanza que se logró en 1998 en Galápagos, donde existe una ley única de autogestión instaurada en la constitución desde aquel año. Esto se logró debido a un trabajo inclusivo y transparente que involucró a todos los actores de las islas en la creación de un modelo de manejo sustentable en el territorio que hoy es alabado a nivel mundial.

La jornada continuó con la exposición del Dr. Cruz en la Estación de Campo del PCBS, donde el científico presentó su trabajo de erradicación de especies introducidas en las Islas Galápagos. En aquella reserva de la biosfera, los chivos introducidos estaban generando una gran y acelerada desertificación en el territorio, lo cual ponía el peligro a las especies nativas de la zona como las tortugas.

El trabajo se prolongó por dos años y constó con entrenamiento de perros cazadores, tiradores terrestres, aéreos y chivos judas que permitían encontrar a los últimos especímenes que quedaban con vida en las islas. Dentro de los datos llamativos de esta iniciativa destaca que el 97% de los participantes fueron personas locales capacitadas especialmente para esto y que el proyecto original solo financiaba la erradicación en uno de los 18 islotes, pero que la eficiencia y planificación logró extenderlo a todo el territorio usando los mismos fondos.

Tras este trabajo, las islas volvieron a tomar niveles de forestación muy altos en tan solo tres meses. Hoy en día, las tortugas dejaron de estar en peligro de extinción, conviviendo en armonía con las demás especies endémicas de Galápagos que lograron ser protegidas y revitalizadas gracias al trabajo de la Fundación Charles Darwin.

Toda esta experiencia hace reflexionar a los habitantes de la Isla Navarino sobre el irreversible daño de las especies introducidas como el visón, los perros, gatos, la chaqueta amarilla o los castores y la urgencia por tomar medidas para cuidar el territorio y el desarrollo de sus habitantes utilizando la información que entrega la ciencia.

El Taller se realizó con el apoyo de la Ilustre Municipalidad de Cabo de Hornos y la organización del Programa de Conservación Biocultural Subantártica, es el segundo de una serie de talleres enmarcados en el Proyecto Newton Picarte que fomenta una alianza entre el Reino Unido y la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos.

inicio atrás arriba


Centro Universitario Puerto Williams

Universidad de Magallanes • Avenida Bulnes 01855 • Punta Arenas • Chile
Telefono: [Telefonos] • Email: [Email de contacto]